España afronta sus cinco primeras finales en Poznan

  • La sevillana Beatriz Manchón aspira mañana a la victoria con el equipo de K-4 en los 500 metros

La selección española tendrá seis embarcaciones en las finales del Mundial de piragüismo en aguas tranquilas que se están disputando en Poznan (Polonia), donde hoy David Cal y el C-4 estarán en la de 1.000 metros; Ana Varela e Iván Alonso, en K-1; y José Luis Bouza, en las de 5.000 de C-1. Mientras, mañana tendrá lugar la de los 500 metros femeninos en K-4, a la espera del 200 y el relevo.

El K-4 femenino, integrado por la sevillana Beatriz Manchón, la asturiana Jana Smidakova y las gallegas Sonia Molanes y Teresa Portela, logró ayer la única clasificación para la final en la jornada dedicada a las eliminatorias y a las semifinales de 500 metros.

En una regata de plenitud estratégica, las españolas subieron ayer otro peldaño en su consagración en la élite de la prueba olímpica femenina en su trayecto hacia Londres, al doblegar a las polacas en su propia casa, a las que arrebataron la única plaza de clasificación directa para final.

De las siete embarcaciones españolas participantes en las eliminatorias de 500, sólo el K-4 femenino alcanzó el pase directo a final, mientras que las otras seis consiguieron la clasificación para sus respectivas semifinales, que se convirtieron en un camino insuperable para todas ellas.

El K-4 femenino ya obtuvo un diploma olímpico en Pekín y otro en Atenas, y además fueron medallistas en el último Mundial y en el reciente Europeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios