España busca tres medallas gracias al 'factor campo'

  • La selección nacional tendrá en el escenario a su principal aliado para aspirar a los metales

El atletismo español, que ha ganado 29 medallas en 12 Campeonatos del Mundo en pista cubierta, aspira a conseguir al menos tres en Valencia, utilizando el "factor campo".

Siete españoles competirán con posibilidades reales de subir al podio. En hombres, Juan Carlos Higuero y Arturo Casado en los 1.500 metros; y Jackson Quiñónez en los 60 metros vallas. En mujeres, Mayte Martínez en los 800 metros, Josephine Onya en los 60 metros vallas, Ruth Beitia en altura y Concha Montaner en longitud.

Los dos milleros, Higuero y Casado, ambos con bronces en Europeos bajo techo, tendrán una excelente oportunidad de conseguir sus primeros metales en campeonatos del mundo. Parten, respectivamente, con la sexta y la octava marca del año (3.36.74 y 3.38.13), pero además sus predecesores en la lista tienen escasa experiencia en las complicaciones tácticas de la pista cubierta.

Para Jackson Quiñónez, el cuarto de la lista de contendientes con su registro de 7.52, la empresa es más difícil, ya que le toca asistir al gran duelo de los campeonatos: Liu Xiang, campeón del mundo, olímpico y plusmarquista mundial al aire libre, frente al joven talento cubano Dayron Robles, que está a tres centésimas (7.33) del récord mundial de 60 metros vallas.

Curiosamente, el único atleta español que ha sido campeón del Mundo bajo techo, Manuel Martínez (en 2003, en Birmingham), no figura esta vez en la nómina de candidatos al podio. Las medallas en lanzamiento de peso estarán muy lejos de sus marcas recientes, pues el leonés sólo ocupa el puesto 17 entre los 22 inscritos.

La candidatura de Mayte Martínez, que aporta la séptima mejor marca de año, se afirma, sobre todo, en su acreditada competitividad. La vallisoletana habrá de vérselas con dos rusas, Natalya Ignatova y Mariya Savinova, que encabezan el ránking mundial con registros de 1.58.84 y 1.59.46, y con la legendaria Maria Mutola.

En vallas, Glory Alozie, subcampeona mundial en 2003, se ha descartado de la pugna por las medallas, trasladando la responsabilidad a Josephine Onyia, de origen nigeriano como ella, que partirá con la séptima marca (7.91) entre las 28 inscritas. La sueca Susanna Kallur, con su récord mundial (7.68) todavía fresco, será la indiscutible favorita.

Valencia ofrece esperanzas también para dos saltadoras, Ruth Beitia y Concha Montaner. La primera ya obtuvo el bronce con un salto de 1,98, su marca de este invierno, hace dos años en Moscú, y la segunda sólo perdió, en la misma cita, el mismo metal por tener peor segunda marca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios