Europa también importa

  • Ambición Tras enmendar la situación en la ACB con tres triunfos, el Unicaja trata de continuar la gran primera vuelta en competición continental

La necesidad estaba, sigue estando, en la ACB. Haber corregido ese nefasto balance de 2-6 permite que el Unicaja duerma durante esta semana en plaza virtual de Copa del Rey. La urgencia sigue ahí, pero no hay que desdeñar la Euroliga, donde el brillante comienzo contrastó con el pobre arranque en la ACB. Una excelente primera vuelta, sólo emborronada por la amplia derrota en Estambul, cuestión de prioridades, merece la continuidad en el esfuerzo, porque la toma de posiciones puede determinar la suerte en el Top 16.

Comparece en Málaga el Aris de Salónica, el otro equipo que derrotó en Europa al Unicaja este año. Fue un partido, digno por parte malagueña, a cara de perro en el Alexandreio que cayó del lado local en un final apretado. Una técnica a Jiménez por supuesto fingimiento de una personal decantó el duelo. La teoría dice que los helenos reducen su nivel lejos de su cancha, pero no tienen mal equipo, al contrario. Se siente, no obstante, muy cómodo el Unicaja cuando juega en casa en la Euroliga, como atestigua el año invicto que firmará si vence hoy. Cómodo en casa y en la competición, en la que durante los dos ejercicios anteriores ha sido protagonista máximo en un tramo u otro de la competición, colocando a Málaga definitivamente en la élite del baloncesto continental.

Hay ganas de ver de nuevo al equipo después de la exhibición ante el Real Madrid. Es complicado mantener el nivel brutal de intensidad que exhibió el equipo de Scariolo ante el vigente campeón de la ACB. Es el camino, por más que las lesiones se empeñen en poner complicaciones. La última ha sido la lesión de Daniel Santiago. Padece una rotura de fibras en el vasto intermedio del muslo derecho. Según el parte médico oficial del club, "causa baja para las próximas semanas". Los médicos no quieren pillarse los dedos y esperarán a ver la evolución del jugador antes de marcar plazos. Para hacerse una idea, Jiri Welsch tuvo exactamente la misma lesión en el último partido de pretemporada y se perdió cinco partidos durante tres semanas.

Baja importante la de Santiago, que seguramente no reaparezca hasta 2008, en un tramo de la competición en la que se va a decidir la participación en la Copa y se van a marcar posiciones en la primera fase de la Euroliga. Especialmente dolorosa es su baja por la línea ascendente que atravesaba. En estas, el brasileño Paulao Prestes, a caballo entre el Clínicas Rincón y el primer equipo, toma de nuevo protagonismo y Ndong asume mayor responsabilidad. Y Haislip tendrá minutos más interiores seguramente. Los pívots del Aris se adaptan bien a sus características.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios