Faltan por subir tres peldaños más

  • El Málaga se pone el objetivo de sumar nueve puntos de los 18 que restan · Racing, Hércules, Atlético, Sporting, Athletic y Barcelona son los rivales que quedan a los de Pellegrini

Comentarios 2

Manuel Pellegrini realizaba sus primera cuentas por la salvación en público el pasado viernes. El chileno se fija la meta de los 42 como objetivo de este Málaga que ante el Mallorca subió el primero de los cuatro peldaños que restan al equipo para garantizar su continuidad en la élite. "Quedan 21 puntos por jugar, tenemos que mejorar el rendimiento e intentar conseguir 12", dijo. La de los 42 puntos es una cifra que generalmente te da la permanencia. Así ha sido en nueve de las últimas 12 temporadas. Pero, por tanto, ha habido tres en las que se perdió la categoría con esos datos (el Betis, en la 99/00 y la 08/09, y el Zaragoza, en la 97/08).

La brillante victoria ante los de Laudrup del pasado sábado significó subir uno de los cuatro peldaños figurados, considerándolos en un valor de tres puntos cada uno, independientemente de cómo se obtengan. Ahora están en juego 18 puntos y, según las cuentas de Pellegrini, habría que sumar la mitad de los que están en juego. Un porcentaje que supera al del chileno en las 22 jornadas que lleva al frente del equipo, que es del 39,39% (siete victorias, cinco empates y diez derrotas). De seguir con ese promedio, los blanquiazules sumarían siete puntos más, con lo que acabarían el campeonato con 40. Una cifra superior en tres a la lograda la última campaña, pero que no deja de ser peligrosa.

Por suerte, esto del fútbol no es algo que acompañe siempre a la lógica matemática. Basta con analizar los últimos cinco encuentros, los que Pellegrini destaca como el camino hacia el equilibrio que se busca desde su llegada en noviembre. El Málaga dejó la puerta a cero en cuatro de ellos y sumó diez de los 15 puntos posibles, lo que significa un 66,66%. Continuando con esta dinámica, los malaguistas se embolsarían 12 puntos más, para llegar a los 45, una cifra que sí garantiza un año más en Primera.

Los siguientes rivales a los que ha de enfrentarse el Málaga son el Racing de Santander, Hércules, Atlético de Madrid, Sporting de Gijón, Athletic de Bilbao y Barcelona. Tres fuera y otros tantos en casa, alternándose, pero empezando el próximo domingo como visitante en El Sardinero. El botín de los blanquiazules en este tramo de competición en la primera vuelta fue de siete puntos, exacto el que fija la media del Málaga de Pellegrini.

Es por todos estos cálculos, que no hacen otra cosa que reflejar una realidad vivida que refleja muchos altos y bajos, que las declaraciones de los jugadores tras la conclusión del choque del sábado tuvieron un mensaje claro. "Aún queda mucho trabajo por delante para lograr la salvación, pero la mentalidad tiene que ser esta de aquí en adelante. Hay que entrar al campo en cada partido a jugar como lo hemos hecho esta vez ante el Mallorca", decía Baptista. "Quedan seis finales más", aseguraba Recio.

Unas declaraciones que indican propósito de enmienda y no volver a caer en el error tras vencer consecutivamente a Real Sociedad y Espanyol. Sin descartar nada, el envite de Santander y las visitas del Hércules y el Sporting están marcados en negrita en las mentes de los integrantes del vestuario blanquiazul.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios