Faltó dominar las áreas

  • El Málaga hizo un partido casi perfecto, pero no dominó ninguna de las áreas y ahí es donde se decide todo Rosales ha perdido confianza y ya no tiene la profundidad de principios de temporada ni está acertado en los centros Guerra fija a los centrales y da más libertad de movimientos a Amrabat

ES difícil criticar algo del partido que realizó el Málaga ante el Espanyol. El equipo de Gracia realizó un encuentro casi perfecto, excepto en las dos áreas, precisamente donde se ganan y se pierden los puntos. Como nota negativa, las acciones a balón parado. El equipo está mostrando un nivel bastante bajo tanto en ataque como en defensa, y en el 0-1 el marcador no está bien perfilado para defender su portería, lo que permite rematar con facilidad a Álvaro, que luego la pone imposible para Kameni.

Recuerdo pocos partidos con tanta sensación de control, pero se exigió muy poco a Kiko Casilla. Samu es uno de los mejores jugadores que tiene el Málaga a la hora de encontrar huecos que desnivelen un partido y al malagueño se le vio algo ausente. En ataque, sí es cierto que se pudo ver a Amrabat mejor con Guerra en el campo que sin él. Juanmi permutó mucho su posición con el marroquí y trabajó también en defensa aunque cayó en demasiadas situaciones de fuera de juego. La salida del veleño le dio mas libertad de movimientos a Amrabat y fijó a los centrales. Se vio a un Málaga más peligroso y se forzó el penalti.

Aunque no creo que se cambiara la táctica de una parte a otra, simplemente la necesidad de conseguir el gol y el gran repliegue del equipo perico provocó que el Málaga llegara cómodo con muchas unidades a zona de ataque. Además, Gracia sigue demostrando que es uno de los mejores leyendo las situaciones del partido y encontrando soluciones para mejorar las prestaciones de su equipo en los tramos finales de partido.

Por individualizar, un ejemplo del agarrotamiento que sufre el bloque es Rosales. Ha perdido confianza y no tiene la profundidad de principios de temporada. Tampoco está encontrando buenos centros y el sábado quedó bastante patente.

Ahora toca ir al Camp Nou. No será fácil puntuar allí. El Málaga debe poblar mucho el centro del campo, trabajar muy bien las coberturas y las ayudas defensivas para evitar las superioridades en cualquier línea del campo. A partir de ahí, tocará ser valientes y buscar acciones de contragolpe rápidas con diferentes jugadores para intentar lograr algún gol que le de sentido al equipo a la hora de defender.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios