Fernández Castaño lucha por superarse

Gonzalo Fernández Castaño, único español en liza en las dos rondas finales del último Grand Slam del año, el PGA Championship, terminó el torneo con un meritorio resultado, uno bajo par, pero seguía a la espera al cierre de esta edición de conocer en qué puesto finalmente terminaría.

Uno de los objetivos para esta cita, que se ha disputado en el campo de Whistling Straits, en Kohler (Wisconsin), pasaba por mejorar su mejor resultado en un Major. El madrileño había jugador seis Grand Slam antes de este torneo -3 British, 2 PGA y 1 US Open-, habiendo terminado en el puesto trigesimosegundo en la anterior edición del PGA.

El madrileño, tras una tarjeta final con cinco birdies, dos bogeys y un doble bogey, estaba al borde de conseguir su objetivo, pues mientras esperaba en la casa club iban bajando posiciones un buen número de rivales y él ocupaba justamente el puesto 32.

También habían concluido su recorrido dos de los favoritos, que no pudieron optar a la victoria. Tiger Woods era vigesimoctavo después de finalizar con un golpe menos que Fernández Castaño (-2), mientras que Phil Mickelson estaba cerca del Top 10 tras marcar ayer cinco bajo par para un total de -6, la misma posición que Paul Casey. Éste podía arrebatar la plaza de la Ryder Cup al malagueño Miguel Ángel Jiménez, en caso de concluir entre los 12 mejores, algo más que probable cuando aún quedaba una veintena de golfistas por terminar.

En la puja por el título se situó el alemán Martin Kaymer, que a falta de seis hoyos mandaba con 12 bajo par, un golpe menos que el estadounidense Bubba Watson. El veterano asutraliano Steve Elkington y el joven norirlandés Rory McIlroy estaba con -10. El estadounidense Nick Watney, líder antes de la última vuelta, se pegó un batacazo al sumar +9 en 11 hoyos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios