Fernando Alonso celebra la fiesta nacional española con una victoria

  • Alonso confirma su resurrección y consigue su segunda victoria consecutiva al imponerse en el Gran Premio de Japón a Kubica y Raikkonen

Comentarios 16

Fernando Alonso (Renault) ha celebrado la fiesta nacional española haciendo sonar el himno en el podio de Monte Fuji, al lograr la victoria en el Gran Premio de Japón, segunda consecutiva que consigue en el presente temporada.

El polaco Robert Kubica (BMW), segundo tras Alonso, se ha metido en la lucha por el título mundial, ya que el líder, el británico Lewis Hamilton (Mclaren-Mercedes) no ha puntuado al finalizar en duodécima posición, tras liarla en la primera curva y el brasileño Felipe Massa (Ferrari) ha conseguido dos puntos al ser séptimo, tras la sanción al francés Sebastien Bourdais (Toro-Rosso) con el que se tocó al salir de garajes.

Fernando Alonso, que ayer había puesto la primera piedra al conseguir el cuarto puesto en la formación de salida, consolidó su proyecto cuando logró salir indemne de la primera curva tras Kubica, que había ganado cinco puestos. Los dos Mclaren-Mercedes, el de Hamilton y el del finlandés Heikki Kovalainen, llegaban muy pasados a la primera curva obligaban al finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) y a Massa a desviarse de su trayectoria por fuera de la pista para evitar la colisión y dejaban tras de si el caos, cuyas primeras víctimas serían el británico David Coulthard (Red-Bull), el japonés Kazuki Nakajima (Williams-Toyota) y el alemán Tomo Glock (Toyota).

En la segunda vuelta se tocaban Massa y Hamilton, que daba un trompo y se tenía que incorporar a la carrera en última posición, y se detenía en boxes para realizar su primera parada. Ambos serían sancionados posteriormente con un paso por la calle de garajes, Massa por su toque con Hamilton y éste por liarla en la primera curva.

Mientras en cabeza Kubica no lograba descolgar a Alonso y cuando el polaco se detuvo por primera vez a repostar su ventaja era de tan solo 1.4 segundos, a partir de ese momento el asturiano tiró como un poseso, marcó la vuelta rápida en carrera hasta ese momento y logró la ventaja suficiente como para cuando se detuvo dos vueltas después, salir por delante del polaco.

A partir de ese momento, salvo incidentes, Fernando Alonso tenía la victoria en su mano, porque era el hombre más rápido en pista y su ventaja sobre Kubica y sobre Raikkonen, que había logrado remontar hasta la tercera posición tras el desaguisado de la primera curva, al un ritmo de medio segundo por vuelta.

Cuando se detuvo por segunda vez para repostar volvió a salir a la pista con una ventaja suficiente como para no ser inquietado en las últimas y se aprovechó además del duelo que detrás suyo mantenían Kubica y Kovalainen por el segundo puesto, a los que se llegó a unir el brasileño Nelson Piquet (Renault), en su mejor carrera desde el inicio de temporada.

El único problema que tuvo Fernando Alonso en toda la carrera, fue en la última vuelta, cuando Hamilton, duodécimo y sin ninguna posibilidad de ganar puesto, se situó a su espalda apurando las frenadas con la única y patética intención de recuperar la vuelta perdida. Alonso le dejó pasar y Hamilton voló hasta la línea meta para lograr la duodécima posición que no le otorgaba ningún punto.

Alonso, vencedor afortunado hace quince días en Singapur, lograba un contundente y convincente victoria por delante de Kubica, que a doce puntos de Hamilton entra en la lucha por el mundial, a doce puntos del líder, mientras Raikkonen les acompañaba en el podio.

Piquet completaba el éxito de Renault con un meritorio cuarto puesto, por delante de Trulli, que en dos ocasiones había logrado liderar la prueba coincidiendo con las paradas para repostar y había dado esa pequeña gloria a Toyota en su circuito. El francés Sebastien Bourdais (Toro-Rosso) cruzaba la meta en sexta posición, pero fue sancionado por los comisarios deportivos por colisionar a la salida de garajes tras la segunda parada para repostar con Felipe Massa.

Sebastian Vettel (Toro-Rosso) era tras la sanción de su compañero sexto y Felipe Massa lograba la séptima posición y dos puntos para el mundial, tras haber superado a tres vueltas del final al australiano Mark Webber (Red Bull), que apostó por hacer una sola parada y terminó con los neumáticos destrozados, pero sumó un punto.

A falta de disputarse los Grandes Premio de China y Brasil, Hamilton lidera el mundial con cinco puntos de ventaja sobre Massa y doce sobre Kubica, mientras Fernando Alonso se mantiene en séptima posición, pero ya tiene en el punto de mira a Kovalainen y al alemán Nick Heidfeld (BMW).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios