Fernando Sanz intenta retomar esta mañana las renovaciones

El presidente del Málaga, Fernando Sanz, llegó ayer por la tarde a la ciudad porque hoy tiene previsto acometer otra dura jornada de conversaciones con aquellos futbolistas que acaban contrato con la entidad y con los que el club quiere seguir contando. Viendo lo enquistadas que están las situaciones, será difícil que a lo largo de la jornada pueda producirse algún avance importante.

Ya sucedió hace dos semanas, cuando el dirigente cambió su residencia en Madrid por la capital de la Costa del Sol para afrontar junto con el director deportivo, Ricardo Rodríguez, y su adjunto, Sandro, una jornada maratoniana. Arrostradas dichas conversaciones, la conclusión que quedó fue que Fernando Sanz apremió, especialmente a Calleja, Goitia y Eliseu, para que dieran una respuesta con la máxima brevedad posible, puesto que si no el club tendría que empezar a dar prioridad a otras contrataciones. De hecho, no es nada descartable que desde hoy, en función de que las respuestas de los futbolistas sigan siendo negativas, se den ya pasos importantes de cara a contratar a jugadores que gustan para la próxima temporada y que vengan a ocupar el vacío que dejarían estos tres hombres.

Con Calleja el gran problema es la fórmula dos más uno que le propone el club. El madrileño prefiere que sean tres años seguros en lugar de que el último venga por cumplir una serie de partidos jugados dada su mala experiencia con su anterior contrato, que también recogía esta opción. El caso de Goitia apunta a solución tardía, puesto que para la temporada que viene se prevén muchos cambios en las porterías (Athletic, Valladolid, Barcelona) y que harán que el meta nacional sea codiciado. Eliseu ha mostrado últimamente predisposición para continuar, pero el club sólo espera su firma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios