El caso Ferrari divide a una F1 que pide claridad en las órdenes de equipo

  • La FIA ha decidido limitar a una sanción económica lo ocurrido en el Gran Premio de Alemania.

Comentarios 11

Alivio sin límite, júbilo no ocultado, auténtico espanto y crítica dura: la suave sanción a Ferrari en el caso de las órdenes de equipo ha dividido a la Fórmula 1, que reaccionó de formas completamente diversas. Tras la casi exoneración de Ferrari y sus pilotos, Fernando Alonso y Felipe Massa, pese a las obvias órdenes de equipo en Hockenheim, parece claro que la prohibición será levantada tras el final de temporada. Un grupo de trabajo debe hacer propuestas de solución a ese respecto al Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

Tras la confirmación de la multa de 100.000 dólares a Ferrari, el jefe de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, advirtió: "Esto demuestra que las reglas deben revisarse de nuevo. Si uno cambia la posición de sus pilotos un par de vueltas antes del final, eso quita crédito al deporte. Pero si pasa antes, yo no tengo ningún problema". Para Alonso, las obstinadas preguntas durante la conferencia de prensa oficial de la FIA fueron obviamente molestas. "Se debe aceptar la decisión", dijo el español. "Ya se habló mucho sobre esto. Para nosotros ahora es pasado". Alonso dijo estar contento de que la FIA quiera aclarar el reglamento. "Pero si ganara el campeonato, para mí sería tan valioso como el de 2005 ó 2006", advirtió.

El alemán Michael Schumacher es un influyente partidario de las órdenes de equipo, algo de lo que se benefició en varias ocasiones. "Esto es un deporte de equipo, no un deporte de pilotos individuales", dijo el siete veces campeón del mundo, que pidió, "en interés de fans y escuderías, aclarar el problema al cien por cien". En general, los pilotos se alegraron de que la federación vuelva a ocuparse del tema. "Lo importante es que las reglas sean claras y todos sean tratados por igual", señaló el actual campeón del mundo, Jenson Button.

Ferrari reaccionó lógicamente aliviado, pero evitó todo triunfalismo. El equipo "tomó nota" de la decisión de la FIA y mostró su "aprecio" por la propuesta del gremio de revisar el artítulo 39.1 de la reglamentación de la Fórmula 1. El párrafo mencionado prohíbe las órdenes de equipo desde 2002. Las directrices del entonces jefe de Ferrari Jean Todt a Rubens Barrichello para dejar pasar a Schumacher llevaron a la FIA a proscribirlas.

Todt se ha convertido mientras tanto en presidente de la FIA. El francés, naturalmente, se negó a tomar parte en la decisión alcanzada el miércoles en París. Según la cadena británica BBC, el dirigente justificó la confirmación del veredicto de los cuatro comisarios de carrera de Hockenheim en la falta de pruebas: "Antes de declarar a nadie culpable, hay que demostrar que es culpable".

Massa, que iba líder en la carrera del 25 de julio, se dejó adelantar contra su voluntad por Alonso después de que los estrategas de Ferrari le pidieran abiertamente que lo hiciera. Ferrari niega, sin embargo, haber vulnerado la prohibición de las órdenes de equipo. "Ferrari, salvado. Esta fue la primera victoria en la semana de Monza", escribió el diario italiano La Gazzetta dello Sport. "La Fórmula 1 rompe su reglamento en tres horas", lamentó, por el contrario, el Daily Mail que, como buena parte de la prensa británica, mantiene su línea de apoyar a McLaren y sus pilotos (Lewis Hamilton y Jenson Button) y atacar a todos los demás, especialmente a Ferrari.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios