Fútbol l Primera División

Forlán ejecuta a un Racing mermado

  • El once de Marcelino no pudo sobreponerse a las bajas ni al goleador uruguayo, autor de los dos tantos del partido

Comentarios 0

Dos goles de Forlán, el segundo de bella factura, le bastaron al Atlético para enderezar su rumbo y acabar con la positiva racha de un Racing que, después de haber dominado la primera media hora, acabó a merced de los hombres de Javier Aguirre.

Los dos equipos afrontaron el partido con distinta suerte en cuanto a las bajas. Aguirre pudo finalmente alinear a Agüero, mientras que Marcelino sumaba a su larga lista de bajas la del burundés Tchite, con un herpes.

Tampoco se ha recuperado a tiempo Jorge López, con lo que el Racing, a priori, perdía otro efectivo para el juego ofensivo y saltaba al terreno de juego con los dos únicos delanteros disponibles, Iván Bolado y Smolarek.

Para cuando el Atlético pisó por primera vez las inmediaciones del área de Coltorti ya habían pasado diez minutos en los que el Racing dispuso de cuatro saques de esquina, aunque sin peligro alguno para Abbiati.

El Racing trataba de profundizar preferentemente por su banda izquierda, para que Serrano superara en velocidad a Antonio López; y el Atlético, por su flanco derecho, donde a Agüero le faltaba una pizca de frescura para deshacerse de Ayoze.

Superada la primera media hora de juego, el Racing tuvo dos buenas ocasiones, pero también el Atlético tuvo sus opciones en la recta final, en ambos casos con Forlán como protagonista y Coltorti en acertadas respuestas.

Tras el descanso, Abbiati se lució ante un disparo de Pablo Álvarez que había cogido a la defensa rojiblanca fuera de sitio. Tampoco la defensa cántabra estuvo muy afortunada poco después cuando Agüero se internó en el área y el tímido despeje de Garay fue a parar a pies de Forlán, que no perdonó batiendo por bajo al portero suizo, que hizo la estatua.

Eran los mejores minutos del Atlético ante un rival sin creación ni pegada y cuya defensa no estaba tan entonada como otras tardes. Además, pocas opciones de cambio tenía Marcelino con un banquillo con tres centrales y sin delanteros natos. Y Forlán dejó el partido sentenciado al marcar un golazo desde casi treinta metros. El delantero controló, orientó el esférico hacia su pierna izquierda y su disparo en parábola superó a Coltorti.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios