unicaja

Freeland hace 'crack'

  • Un esguince de grado dos en su tobillo derecho le hace ser baja de "15 a 20 días", según el parte médico del club · Se hará lo posible para que esté antes

Comentarios 1

Las caras en el entrenamiento matutino del Unicaja eran de indisimulable preocupación. En una de las sillas, con su pie derecho vendado y con abundante hielo rodeándole el tobillo derecho, Joel Freeland, el jugador franquicia, con evidentes rostro de dolor. En la pelea por el rebote en uno de los ejercicios se dobló la articulación. Quienes presenciaron la escena contaban que era la típica que dolía al verla, que había caído todo el cuerpo de manera fallida sobre ese tobillo derecho.

Las primera exploraciones, en la misma pista, hablaban de "un esguince muy fuerte" en el citado tobillo. Un esguince de grado tres, el anterior antes de la rotura, obliga a estar un mes de baja. De salida, ya estaba descartado para jugar mañana ante el UCAM Murcia. Cuando acababa el entrenamiento del resto de los compañeros, Freeland se retiraba a los vestuarios acompañado del fisioterapeuta, Mario Bárbara, y de unas muletas para no apoyar el tobillo.

El club pudo realizarle una resonancia magnética a última hora de la tarde. Y el resultado aportó algo de luz, vista la tremenda preocupación que había por la mañana en el Carpena. No había ningún ligamento roto y el jugador padece un esguince de grado dos, el intermedio. Importante, pero no para meses, como se temía por la mañana. "De 15 a 20 días", decía el parte médico del club. Siempre con las debidas precauciones que implica una lesión en un jugador con su altura y peso y con sus particulares características, especialmente dotado para el salto, una de sus virtudes fundamentales.

"¡Muchas gracias a todos por el apoyo! ¡Ahora a cuidarme y volver lo antes posible!", decía el jugador por la noche en su cuenta de Twitter. Freeland, no se descubre América, es el hombre sobre el que gravita el juego del Unicaja, es el más determinante de la plantilla, el máximo anotador y reboteador, el más valorado. Hay especial ilusión en el club y la plantilla por hacer un buen Top 16. Y el partido del próximo jueves ante el Madrid es capital para la suerte malagueña.

La Copa del Rey, en principio, no peligra para Freeland, pero la idea del propio jugador es estar cuanto antes. Según el diagnóstico, se perdería entre cuatro y cinco partidos: Murcia, Madrid, Manresa, Bilbao y Blusens. Chus Mateo ya ha mostrado en anteriores decisiones con lesionados que es partidario de no forzar si un jugador no ha podido entrenar con el resto del equipo al menos un par de sesiones. Pero es un jugador y una ocasión especial. Los servicios médicos se ponen manos a la obra con la misión de poner a Freeland en órbita cuanto antes. La predisposición del británico es total.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios