Gasol salva a los Lakers en la prórroga e Ibaka empata su marca de tapones

  • El español se reivindica tras la decisión de no ser elegido para el 'All-Star' con 25 puntos y 14 rebotes ante los Celtics y el hispano-congoleño brilló ante los Kings pese a perder.

El ala-pívot español Pau Gasol, que no fue incluido en la lista de los reservas para el Partido de las Estrellas, quiso reivindicar su clase y nada mejor que convertirse en el gran líder y salvador de los Lakers de Los Angeles, que en la prórroga ganaron a domicilio 87-88 a los Celtics de Boston.

Gasol dominó en todas las facetas del juego y además de conseguir un doble-doble de 25 puntos y 14 rebotes, protagonizó la jugada decisiva cuando en las últimas décimas de segundo de la prórroga puso un tapón salvador y milagroso al intento de canasta del escolta Ray Allen para asegurar la victoria.

El alero Paul Pierce intentó antes la canasta, pero el balón también salió rebotado y cuando Allen capturó el rebote e intentó anotar lo que hubiesen sido los dos puntos del triunfo surgió la mano milagrosa de Gasol y reivindicó que podría haber sido elegido perfectamente para su cuarto Partido de las Estrellas.

Los Lakers (15-11) rompieron racha de dos derrotas consecutivas y ganaron el cuarto partido de los 10 que han disputado fuera de su campo en lo que va de temporada. Gasol, que consiguió el decimoquinto doble-doble en lo que va de temporada, cuarto en el mes de febrero, jugó 41 minutos y anotó 12 de 20 tiros de campo, falló un intento de triple, y estuvo perfecto 1-1 desde la línea de personal, además de repartir tres asistencias y poner el tapón decisivo.

El jugador de Sant Boi al concluir el partido fue abrazado por todos sus compañeros y el entrenador de los Lakers, Mike Brown, que entendió que las acciones y la aportación de Gasol establecieron la diferencia en el marcador final.

El líder el ataque de los Lakers volvió a ser el escolta Kobe Bryant, que aportó 27 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias, mientras que el pívot Andrew Bynum también logró un doble-doble, con 16 puntos y 17 rebotes, que hicieron posible que los Big Three del equipo angelino le ganasen el duelo a los de los Celtics.

Especialmente porque el ala-pívot, el veterano Kevin Garnett, no tuvo su mejor inspiración en ataque y aunque logró un doble-doble de 12 puntos y 12 rebotes, sólo anotó 6 canastas de 23 tiros de campo. Mientras que el escolta Ray Allen lideró el ataque con 22 puntos, Pierce llegó a los 18 tantos y el base Rajon Rondo consiguió 14 anotaciones y siete asistencias, sin que al final tampoco pudiese ser factor ganador de los Celtics (14-11), que rompieron racha de cinco triunfos consecutivos.

Pierce, aunque falló 11 de 18 tiros de campo hizo buena aportación bajo los aros con 9 rebotes y repartió siete asistencias para los Celtics.

El partido estuvo siempre igualado y llenos de emoción, especialmente en los últimos dos minutos del tiempo reglamentario cuando Allen anotó un triple que le dio la ventaja parcial a los Celtics (82-80). Pero de nuevo surgió la figura de Gasol que con nueve segundos para el final hizo un toque de balón que había sido rechazado por el aro a tiro de Bryant y logró el empate a 82-82 que forzó la prórroga.

Los Celtics tuvieron la oportunidad de conseguir la victoria en el tiempo reglamentario cuando hicieron el último intento de triple que falló el escolta-alero francés Mickael Pietrus. La prórroga comenzó con ventaja de los Lakers 82-86 después de canastas seguidas de Bryant y el base reserva Steve Blake, que aportó cinco puntos.

Los Celtics reaccionaron para conseguir por mediación de Pierce cinto tantos consecutivos y remontar 87-86, pero ahí se quedaron porque Bynum hizo otro toque perfecto de balón que le permitió anotar el parcial de 87-88 hasta que llegó el tapón de Gasol para asegurar la sufrida victoria de los Lakers. El equipo angelino, que se fue al descanso con la desventaja de 47-45, en el tercero se pusieron por delante 64-67, que fue la ventaja mayor que habían tenido en el partido, hasta que en la prórroga lograron las dos canastas iniciales que les abrió el camino del triunfo.

Los Lakers como equipo lograron el 40 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 7 (1-15) de triples, comparado al 39 y 32 (6-19), respectivamente, de los Celtics, que sin embargo, perdieron el duelo bajo los aros con 45 rebotes por 55 del equipo angelino.

Serge Ibaka volvió a llegar a los 10 tapones por segunda vez en menos de ocho días y empató su propia marca, que es la mejor de la temporada en la NBA.

Sin embargo, la gran labor defensiva de Ibaka no impidió que los Thunder de Oklahoma City cayesen derrotados 106-101 ante los Kings de Sacramento, que se aprovecharon de las 23 perdidas de balón que tuvo el equipo rival durante el partido. El ala-pívot español logró sus primeros 10 tapones el pasado 2 de febrero durante el partido que los Thunder ganaron por 95-86 a los Mavericks de Dallas.

Ante los Kings, Ibaka jugó 30 minutos en los que capturó nueve rebotes y anotó seis puntos: 2 de 5 tiros de campo y 2 de 2 desde la línea de personal.  Ibaka se quedó a solo un tapón de haber empatado la mejor marca que se ha registrado en el Power Balance Pavilion, de Sacramento, que antes tenía el nombre de Arco Arena, establecida por el legendario expívot David Robinson, de los Spurs de San Antonio.

Los Thunder también establecieron una marca de franquicia al llegar a los 17 tapones. "Es frustrante perder el partido, pero sobre todo por un compañero como Serge (Ibaka) que realizó una labor espectacular bajo los aros", declaró el alero estrella de los Thunder, Kevin Durant. "Estuvo imparable bajo los aros y en la pintura, y es una derrota muy dura de asimilar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios