El Getafe aprovecha el mal momento del Levante

El contragolpe del Getafe encontró premio en un partido nivelado, con las fuerzas muy parejas en la primera parte y un mayor dominio local tras el descanso, aunque insuficiente para que el Levante no perdiera a pesar de que la prolongación fue muy emocionante tras el gol de Rubén.

Al margen de esa intensidad final, el Levante ratificó que es un equipo en crisis y el Getafe que se encuentra al alza. Los locales quisieron, pero no pudieron y los visitantes hicieron un partido digno de contención, para aprovechar sus dos únicas oportunidades y sumar los tres puntos.

La primera parte fue pareja en escasez de juego y llegadas. El fútbol directo con balones largos lanzados por el meta Munúa en dirección a Kone no dio resultado a pesar de que el delantero, junto al centrocampista Farinós fue lo mejor del equipo local.

El Getafe se mostró como un equipo compacto, pero sin apenas llegada. Tan insustancial fue el primer tiempo que el único gol llegó en una acción de fortuna. El pase a Güiza fue meritorio, pero el gol llegó como consecuencia de un rebote a rechace de Munúa. Kone lanzó al larguero tras el descanso y eso provocó la reacción local, pero fue el Getafe, por mediación de Diego Castro y en otro rechace de Munúa, el que sentenció el partido a nueve minutos del final. Pese a ello, un penalti en el minuto 90 por manos de Lopo dio emoción a los últimos instantes del encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios