Gol, polivalencia y técnica para enganchar

  • Original presentación de Charles, Juan Carlos y Espinho en el Mediterráneo y La Malagueña Los tres nuevos futbolistas del Málaga destacan su "ilusión"

Esta tarde podrán pisar, tocar y palpar el césped de La Rosaleda. La hierba del estadio blanquiazul espera a los jugadores del Málaga hoy a partir de las 19:00 para una segunda sesión de entrenamiento vespertina, pero antes de hacerlo Charles, Juan Carlos y Fabio Espinho gozaron ayer de la oportunidad de conocer algunos de los otros emblemas malagueños: su inabarcable playa, su mar azul, su sol radiante. El Real Club Mediterráneo y La Malagueta compusieron el escenario de la puesta de largo de los tres fichajes blanquiazules. No son los únicos, pero sí los primeros. Los tres alucinaron con la acogida, el paisaje y el ambiente. Ninguno prometió éxitos pero todos ofrecieron trabajo y sudor. Charles intentará aportar el gol, Juan Carlos la polivalencia y Espinho la técnica. Tres cosas que bien necesita este Málaga. También "ilusión". Todos traen toneladas de ella.

"Aquí falta una erre", decía Juan Carlos entre risas mientras era fotografiado con su nueva elástica serigrafiada con Juanka, su mote. Junto al madrileño posaban igualmente sonrientes Charles y Espinho. Estos dos, uno brasileño y otro portugués, comparten lengua, aunque la alocución de Charles fue más legible por sus años en España. "Yo hablaré portuñol", bromeaba Espinho. Los tres refuerzos fueron arropados por el director general Vicente Casado y el deportivo Mario Husillos. Tampoco faltaron los consejeros Francisco Martín Aguilar, Antonio Benítez y Abdallah Ben Barek. Ni rastro del recién ascendido a vicepresidente Nasser Al-Thani ni su hermano Nayef. El Ramadán obliga.

Antes de saltar a la arena luciendo azul y blanco, los tres comparecieron ante los medios. Charles volvió a insistir en la importancia de Javi Gracia para cambiar Vigo por Málaga. Con el técnico navarro coincidió en Almería, en la 12/13, en Segunda División. Ese año logró anotar 32 goles en 47 partidos. Los rojiblancos subieron a Primera. "Estoy muy ilusionado, muy contento de estar aquí. Cuando he estado con Javi Gracia siempre he estado bien. No sé si es el preparador físico... Pero cuando estoy con él me sale todo y ojalá que este año sea así", afirmó el punta brasileño, que firmó por dos temporadas.

No se mojó con los goles que hará, aunque apuntó que son consecuencias del trabajo realizado. "Cuando llego a un equipo no prometo nada, sólo trabajo y ayudar a mis compañeros. Con el trabajo que uno está haciendo seguro que los goles vendrán. Seguro que voy a marcar goles, pero no voy a decir que vaya a marca 10 o 15. Sí prometo mucho trabajo. Soy un jugador que quiere siempre más, no estaba contento con mi rol en el Celta. No estaba jugando. Hablé con todos, con el entrenador, y venía a un sitio en el que iban a confiar en mí y por eso acepté venir aquí. Voy a darlo todo para estar a la altura y marcar goles", destacó Charles. "Es un delantero que siempre estuvo en nuestra cabeza y el míster lo conoce bien", comentó Husillos sobre el delantero.

La llegada de Espinho ha causado cierta sensación por tratarse de un jugador de nombre semidesconocido, aunque viene de disputar la Champions con el Ludogorets búlgaro. Se desempeña por todo el centro del campo y destacan de él su buen golpeo de balón. Vitorino Antunes le pasó buenos informes antes de fichar por el Málaga para los próximos dos años. Coincidieron en el Leixoes: "Me habló muy bien del club, de su estructura, de la ciudad... Todas sus palabras fueron buenas y encantado por todo lo que me ha dicho".

Espinho se dio valor aun siendo consciente del salto que da con su fichaje por el Málaga. "La Liga de Bulgaria tiene calidad, no la calidad que tiene la española, pero si estoy aquí pienso que las personas me ven calidad para estar aquí. Ahora voy a dar todo de mí para disfrutar de la Liga y ayudar al club a conseguir sus objetivos", señaló el futbolista luso, para quien Husillos dedicó parabienes: "Llevamos tiempo siguiéndolo y pensamos que puede aportar muchas cosas. Veremos en el futuro que movimientos puede haber. Aporta algo diferente y lo tenemos claro. Tenemos muchos informes positivos y estamos encantados de que esté aquí".

Sobre su posición en el campo, Espinho destacó su versatilidad: "Es verdad que puedo jugar en todo el medio, de mediocentro, como mediapunta… No hablé aún con el míster. Pero creo que en los próximos días vamos a hacerlo".

También se pondrá al día de su nuevo campeonato. "Mi primer objetivo era jugar en la primera Liga de Portugal, luego hacer carrera en Portugal y después surgió la posibilidad de jugar Champions en Bulgaria. Para mí fue importante, era un sueño de niño jugar en Europa. Hasta que surgió la oportunidad de venir para Málaga y quedé encantado. Era un sueño de niño venir a jugar a la Liga. Miré pocos partidos de la Liga, estaba jugando en un campeonato totalmente diferente. Ahora tendré más oportunidades para mirar partidos y tener más conocimientos del club, del equipo, de la forma de jugar que le gusta al técnico… Voy a trabajar al máximo y apostar por jugar y ayudar al equipo a conseguir sus objetivos", dijo Espinho, que cree que en breve será un malagueño más: "Para la adaptación es súper importante tener jugadores que hablen tu idioma. Para mí será familiar porque está cerquita de la playa, del mar, y creo que mi adaptación va a ser rápida y sencilla".

Juan Carlos, por su parte, llega para reforzar todo el carril izquierdo, tanto su parte ofensiva como defensiva. El ex de Madrid, Zaragoza, Betis y Granada se pone a disposición de Gracia, aunque prefiere ser lateral que extremo. "A mí me tira más jugar de lateral para seguir el juego más a gusto, pero al final decide el entrenador y estaré bien donde él me ponga. Vengo a reforzar la banda. Con el míster aún no he tenido ocasión de hablar y ya se verá más adelante", apuntó Juan Carlos. Husillos ofreció sus impresiones del que fue la primera incorporación estival. "Es un jugador polifuncional. Estamos encantados de que esté acá y la cercanía de sus dos ex equipos hizo que le tuviésemos subrayado por sus características y estamos también felices por su fichaje", destacó el director deportivo.

Juan Carlos llega cedido por un año, aunque la entidad se guarda una opción de compra de seis millones, según acordó con el Sporting de Braga. Mostró su deseo de prolongar su etapa de blanquiazul más allá del año firmado, lo que será sinónimo de éxito. "Ya tengo ganas de quedarme fijo en un sitio y eso depende del trabajo que yo haga y de lo que demuestre en el campo. Trabajaré duro para demostrar que tengo un sitio y que puedo quedarme. Me gusta bastante Málaga", dijo Juan Carlos, que añadió: "El Málaga es un gran club, tiene una gran afición. Hay un gran equipo y habrá que trabajar durante el año para que todo salga bien. Vengo encantado y a demostrar lo que puedo hacer".

"Estamos encantados de que los tres estén aquí", reveló Husillos, que dejó caer que en breve caerán más refuerzos. Tras el acto en la terraza del Mediterráneo, Charles, Espinho y Juan Carlos se pusieron las equipaciones y saludaron a niños y niñas del Campus del Málaga sobre la arena de la playa de La Malagueña. Se fotografiaron y posaron con los futuros malaguistas. "Esto es fantástico. La vista, el paisaje... Esto no es normal en el mundo del fútbol", flipaba Espinho. La Rosaleda espera hacerlo también con ellos tres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios