Goles al principio y al final para los donostiarras

real sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Mikel González, Íñigo Martínez, Estrada; Elustondo, Aranburu, Zurutuza (Markel Bergara, 8'), Carlos Vela (Xabi Prieto, 80'), Griezmann; y Agirretxe (Ifrán, 61'). Sporting: Juan Pablo; Canella, Gálvez, Gregory (Botía, 13'), Damián; Rivera, Nacho Cases (Muñiz, 46'), De las Cuevas, Trejo, Carmelo (Sergio Álvarez, 78'); y Bilic. Árbitro: González González (castellano-leones). Amonestaciones a Rivera, Carmelo Gálvez y Botía. Goles: 1-0 (1') Zurutuza. 2-0 (2') Zurutuza. 2-1 (46') De las Cuevas. 3-1 (75') Elustondo. 4-1 (90') Aranburu. 5-1 (93) Griezmann. Incidencias: 22.000 espectadores.

La Real Sociedad sacó con mucho sufrimiento su cita ante el Sporting de Gijón, al que hunde más en la cola de la clasificación, en un partido que se le puso pronto de cara con dos goles en los dos primeros minutos de juego y que sólo resolvió en los instantes finales.

Había muchas dudas en San Sebastián tras el bajo rendimiento del equipo la pasada jornada ante el Atlético, aunque en esta oportunidad la Real salió, al menos en los compases iniciales, muy enchufada y apretó en los primeros segundos de juego.

En la acción inicial, un centro medido de Griezmann supuso, con un remate de Zurutuza según le llegaba el balón, el 1-0 y la posibilidad de jugar por fin los locales con la tranquilidad que no habían tenido en los últimos partidos.

Durante la semana el técnico del Sporting de Gijón, Manolo Preciado, había reclamado un cambio de actitud a sus jugadores para dar la vuelta a la situación, pero parece que su plantilla no se hizo eco de la petición, porque unos segundos después del primer tanto otra asistencia a Zurutuza, en este caso del mexicano Carlos Vela, supuso el 2-0.

Zurutuza estaba en racha cuando un encontronazo con Gregory, cabeza con cabeza, le dejó conmocionado y tuvo que ser evacuado por las asistencias sanitarias.

En el primer minuto del segundo periodo, el Sporting recortaba. Aquí se descompusieron los guipuzcoanos, sobre todo cuando el Sporting estuvo cerca de poner a los locales al borde del precipicio en el minuto 65, con un remate de Trejo. Anoeta casi no respiraba viendo los problemas de su equipo, pero Elustondo sentenció antes de los dos goles finales de los realistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios