Golpe de timón neozelandés entre los TP52

  • El 'Emirates Team' acaricia el título y el 'Madrid Caser' gana el ensayo de GP42

La primera de las cinco jornadas de competición de la última prueba del Circuito Audi MedCup se celebró ayer en aguas de Cagliari (Cerdeña) con buenas condiciones meteorológicas y un golpe de timón del Emirates Team Nueva Zelanda, campeón virtual entre los TP52 por la enorme diferencia de puntos con el segundo, 54,5, a falta sólo de siete mangas.

En cambio, la lucha se antoja más abierta en la clase GP42, dado que la distancia entre el primero, Madrid Caser, y el segundo, Puerto Calero, es de 7 puntos. Con 36 aún en juego, el Madrid Caser lo tiene bien encaminado, aunque no se puede confiar, ya que si el Puerto Calero entra por delante en todas las pruebas, sea el lugar que sea, los canarios revalidarían el título.

La baja del Iberdrola es un elemento a favor de los hombres de Jose María Vander Ploeg, ya que aparte de restar 9 puntos es un barco que está acostumbrado a ganar. Una victoria parcial en algunas de las pruebas de un tercer barco resta muchos puntos cuando las diferencias son tan ajustadas, más teniendo en cuenta que ni Airis, ni Península Petroleum parecen capacitados para entrometerse en la pelea.

La primera jornada de regatas de los TP52 fue lo de siempre: excelente debut del Bribón en la primera manga y fatal en las otras dos. Por el contrario, discreto debut del EMTNZ en la primera, arrasando en las dos siguientes. En la primera manga del día el Bribón se paseó de principio al fin, ocupando el liderato en las tres boyas y la llegada, con el Matador en segunda posición final seguido del Artemis y Cristabella. En la segunda prueba el Bribón, tras una mala salida que le obligó a navegar a la derecha del campo (la parte mala), perdió todas sus opciones, como demuestra su noveno puesto. La victoria fue para el Audi A1, seguido de los kiwis, del Quantum, Team Origin y Synergy. La tercera de las regatas fue una exhibición del EMTNZ que desde la salida dominó con absoluta claridad a todos sus rivales y se marchó en solitario consiguiendo la victoria más amplia y contundente de las tres pruebas. No en vano, al segundo, el Matador, le endosó 1.04 minutos y con el tercero, el Synergy, la diferencia se fue hasta los 1.48 minutos.

En la regata de entrenamiento de los GP42, con tan sólo cuatro unidades presentes, el Madrid Caser no quiso dejar la ocasión de apuntarse una nueva victoria, tras una enconada lucha con el italiano Airis, que dominó los tres primeros tramos, imponiéndose los madrileños por tan sólo nueve segundos. La tercera plaza fue para el Península Petroleum y la cuarta y última, para Puerto Calero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios