Gran 'séxtasis' blanquiazul

  • El Málaga peleó con uñas y dientes por sacar tajada de Mestalla y sometió a uno de los grandes · La retransmisión de La Sexta y el morbo por ver a Jesús Gámez en Valencia, la salsa

El Málaga se amarró ayer con uñas y dientes a sus sueño, entrar en Liga de Campeones, y dibujó un partido onírico en Mestalla ante un Valencia que no fue capaz de evadirse al 100% de los problemas económicos que asedian al club.

Sufrió el equipo blanquiazul, pero demostró ser mejor que uno de los conjuntos más grandes de España. Ni el mismo Villa fue capaz de frenar a un Málaga empeñado en sumar en Mestalla.

Eran muchos los alicientes que había en este partido. Al morbo de ver a Jesús Gámez en Mestalla tras los rumores que aseguran que el conjunto ché pretende al lateral, se sumaba la aparición estelar en la retransmisión de Andrés Montes, que no participó en el Athletic-Málaga y que alegró ayer el partido con sus extravagantes comentarios.

retransmisión loca

La afición malaguista ha tenido que esperar más de media temporada para poder escuchar los tan carismáticos comentarios de Andrés Montes. Tal era la expectación del público blanquiazul por escuchar al comentarista de La Sexta, que incluso se vieron pancartas de la expedición malagueña con el nombre del periodista.

Comenzó el partido y Montes soltó la primera: "Tapia, que tiene pinta de profesor de EGB vigila para que nadie se copie". Obviamente, de ahí al final del partido, el intrépido comentarista se refirió al técnico del Málaga en esos términos, "el profesor".

Duda acaparó también gran parte de la fluidez verbal de Montes, que aprovechó la polisemia entre su nombre y la palabra duda (referida a incertidumbre) en expresiones como "Duda, que no tiene ninguna duda" o "no tengo ninguna duda de que Duda la pone de miedo".

En cualquier caso, el Málaga sorprendió a Montes, que apenas confundió a los jugadores blanquiazules y que dedicó una y otra vez halagos al plantel malaguista. Primero a Jesús Gámez, luego a Ibán Cuadrado y a Weligton, más tarde Luque... todos los pupilos de Tapia recibieron a lo largo del partido los piropos de Montes. A Lolo, otro de los que despertó la admiración del comentarista, decidió llamarlo ratoncito Pérez a raíz del golpe que el onubense se dio en la boca y que le partió las paletas superiores en la primera mitad.

Pero si hubo alguien que consiguió desconcertar al comentarista televisivo ese fue Tapia con su sistema de juego. A pesar de que La Rosaleda está ya más que acostumbrada a presenciar los intermitentes cambios de Duda y Eliseu en la banda, Montes no atinaba a saber dónde estaba uno y dónde el otro. Hasta que, rozando el minuto 45 de la primera mitad, atinó a descubrir una de las principales claves del conjunto malagueño.

jesús gámez

El interés manifiesto del Valencia por el lateral derecho malaguista Jesús Gámez convirtió ayer al fuengiroleño en uno de los jugadores más observados del partido. Pero no sólo fueron los rumores de su posible fichaje por el club ché los que incitaron a mirar al defensa malaguista, sino más bien su brillante actuación que, una vez más, ayudó al equipo en gran medida para sacar un punto.

"Se incorpora a una velocidad endiablada" o "es un fenómeno" fueron algunas de las opiniones que se pudieron escuchar en la retransmisión del partido sobre Gámez. Y es que el jugador se lució como en sus mejores días y dejó con la boca abierta a Mestalla en más de una ocasión.

increíble málaga

La brillante actuación del equipo dirigido por Antonio Tapia dio ayer otra ración de buen fútbol a los miles de aficionados que siguieron la retransmisión del choque a través de la televisión y al centenar de seguidores que se desplazaron a Mestalla con pancartas incluidas, como la que decía "El Málaga con el tiki taka a la Champions". Gran labor de todos los jugadores que permite a un club modesto seguir soñando con objetivos grandiosos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios