Granger y sus ahijados

  • El base del Unicaja visita a los niños del Ciudad de Melilla, a los que apadrina para conseguir el reto de ganar el concurso 'Basket Lover' para que instalen luz artificial

Jayson Granger es el padrino de los niños del Ciudad de Melilla, emblemático centro de enseñanza de Las Delicias, en su propósito por ganar el concurso Basket Lover que organiza Endesa, patrocinadora de la ACB. En el patio, donde se ejercitan 130 niños y niñas semanalmente, no se puede entrenar ni jugar con normalidad cuando anochece. Y se pide ayuda para instalar luz artificial. La organización del concurso la ha elegido como una de las ocho candidatas de entre las más de 300 historias que han recibido. El premio, seis mil euros para poder llevar a cabo dicho proyecto.

La semana pasada Granger grabó en el Carpena el vídeo que servirá para promocionar la candidatura del Ciudad de Melilla en una semana a determinar en los dos próximos meses. Pero el base uruguayo quiso acercarse al colegio para conocer de cerca a quienes disfrutarán del premio si finalmente se consigue. Sus ahijados le recibieron con fervor. Durante casi una hora, el base charrúa firmó autógrafos, dio una charla y respondió a las preguntas de los pequeños, alguna de ella curiosa y que sacó alguna carcajada del uruguayo. Grabó otro vídeo para ellos y no dudó en ponerse a pasarle balones a los más pequeños en sus ejercicios al comienzo del entrenamiento.

Prendados con la amabilidad del base del Unicaja, los responsables del club le hicieron entrega de un chándal de la entidad. Los padres de los pequeños también pudieron dialogar con Granger, que animó a los pequeños a compatibilizar estudios y deporte y les dio fuerzas para su reto de conseguir que haya luz artificial en el colegio. Pocas historias más apropiadas para un premio de Endesa...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios