El 'Grupo Ceres' se corona

  • El barco de Benalmádena se llevó el título en el grupo BMW ORC3

  • El 'Aifos', que era líder destacado en BMW ORC1, acabó quinto fuera del podio

Tras una larga semana finalizó la Copa del Rey Mapfre. Especialmente significativo por lo que se jugaban casi todos los barcos, la última jornada no desentonó en modo alguno. Todo lo contrario, pues hasta el último momento de la segunda manga del día no se conocieron los ganadores.

Particularmente llamativo fue el batacazo del Aifos, que partía al frente de la clasificación general con seis puntos de ventaja sobre el segundo, pero en una nefasta jornada en la que fue undécimo y decimoquinto le hizo perder el liderato y el podio para acabar en quinta posición de la general del Grupo BMW ORC1 que se llevó el Rats On Fire, seguido del Porrón IX y del Maserati en la tercera posición, con los regatistas gaditanos Nacho Alcina y Jaime Martínez del Cerro en su tripulación.

Pero la otra cara de la moneda la dio el barco radicado en Benalmádena. El Grupo Ceres de Javier Banderas, que contó con Daniel Cuevas a la caña y Oliver Góngora como táctico, se dio un paseo militar en el grupo BMW ORC3. Un cuarto y ocho primeros puestos demostraron su poderío total.

Si bien el nivel y el numero de la clase no era quizás demasiado alto ello no desvirtúa el mérito de los chicos de Javier Bandera. Los otros dos barcos andaluces inscrito en esta clase, los onubenses Sabara Varicentro, del RCTM de Punta Umbría, y Enriaero Puerto de Indias, del Club Deportivo Náutico de Punta Umbría, finalizaron en los puestos séptimo y octavo, respectivamente de una flota de nueve barcos.

Para finalizar con la clase BMW ORC, en la división 2 los gaditanos del Brujo finalizaron octavos, tras una mala jornada la ayer con dos pinchazos al ocupar el puesto duodécimo en las dos mangas celebradas. No obstante una protesta contra el barco de Federico Linares le puede, en caso de ganarla o desestimarla el jurado, dar el título de Corintians para el primer armador no profesional. El otro barco gaditano, el Salvora II ocupó el puesto vigésimo, penúltimo de esta clase.

En la flota Herbalife J80 la victoria, tal como estaba previsto, fue para el Bribón de Marc de Antonio, que también se llevó el título de vencedor absoluto de la Copa del Rey Mapfre para monotipos. Destacable fue la no salida en la última prueba del Les Roches Jeunesse-Marbella Team que lleva al francés Brezellec a la caña. Al no tener nada que hacer, ya que estaba consolidado en la segunda posición de la clasificación general y ni podía acceder al primero ni bajar al tercero, optó por no competir, lo que constituye una falta de respeto y de deportividad hacia sus rivales.

Además, el sevillano, aunque afincado en El Puerto de Santa María, Juan Luis Páez, uno de los mejores navegantes del mundo, ganó la Copa del Rey Mapfre, ejerciendo como tal en el Swan 50 Earlybird, con el gran Jochen Schumann a la caña. Ricardo Terrades, del Real Club de Tenis y Marítimo de Punta Umbría, también fue ganador de la Copa del Rey Mapfre a bordo del J80 Bribón. Terrades está montando un barco para navegar la regata Huelva-La Gomera y espera que este título le ayude a recibir ayuda por parte de su club.

El resto de ganadores de esta Copa del Rey Mapfre fueron en la clase Swan 50 el Earlybird; en la Swan 42, Pez de Abril; en la Mallorca Sotheby's, el Alegre; y en los Maxis 72 fue el Momo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios