Hamilton no quiere esperar a la carrera

  • El británico domina los entrenamientos libres, con Fernando Alonso en cuarta posición

Pese a que todos están en su contra, apenas tiene aliados y se le recuerda el amargo final de temporada el pasado año, Lewis Hamilton está preparado para el enfrentamiento en China, donde puede ser campeón del mundo y donde ayer fue el más rápido en las dos sesiones de entrenamientos.

En el Gran Premio que se disputa en el circuito de Shangai, el penúltimo de la temporada, podría convertirse en el campeón más joven de la historia de la Fórmula 1. Y ya demuestra que puede hacerlo. El piloto de McLaren dominó las dos sesiones y marcó el mejor tiempo de la jornada (1:35.750). En segundo lugar se ubicó su gran rival por el título, Felipe Massa.

Hamilton (84) aventaja en cinco puntos a Massa (79). Robert Kubica se encuentra aún con posibilidades con su BMW, pues está a 12 puntos del británico.

El tercer mejor tiempo lo firmó el otro Ferrari, el de Kimi Raikkonen, que ayer cumplió 29 años. El cuarto mejor cronómetro correspondió al Renault de Fernando Alonso, ganador de las dos últimas carreras. Tanto Alonso como su compañero, Nelsinho Piquet, mejoraron en la segunda tanda, donde sólo les superó Hamilton.

"Es el mejor modo de empezar un fin de semana y me da confianza extra para los próximos días. Me encuentro en una buena posición", dijo Hamilton. "Hay posibilidades de ser fuertes en la clasificación y en la carrera. Estaría bien comenzar en la primera línea", dijo Massa. "Es el momento más importante de mi carrera", agregó. El brasileño ansía recortar distancias en China o llegar, al menos, con posibilidades a la carrera final en su país el 2 de noviembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios