Hora de despejar las dudas

  • Un titubeante Real Madrid intentará repetir su exhibición de hace un año en el feudo del Schalke Pepe se ha recuperado de su contusión costal

El Real Madrid intentará despejar las dudas que viene dejando su juego al visitar esta noche al Schalke en la ida de octavos de final de Liga de Campeones, en una reedición del cruce que el año pasado acabó con una cómoda victoria de los españoles por goleada. Los problemas físicos y anímicos en las filas de Carlo Ancelotti y la renovación que vive el Schalke con Roberto di Matteo, ganador de la Liga de Campeones como técnico del Chelsea en 2012, prometen un choque diferente del que el Real Madrid solventó con un global de 9-2 hace un año.

"Será muy difícil. El ambiente en Alemania será muy intenso. Ellos son conscientes de que tienen una oportunidad para vengarse y esperamos un partido duro", advirtió el portero y capitán del Real Madrid, Iker Casillas.

El mismo aviso lanzó Raúl, otra leyenda del equipo blanco y también ex estrella del Schalke. "En principio es sencillo para el Madrid, pero el Schalke lo pondrá todo para aguarle la fiesta. No se lo pondrá tan fácil otra vez", dijo.

Ancelotti sabe que la Liga de Campeones, donde su equipo defiende el título, puede servir de revulsivo y punto de inflexión cuando comienza el tramo decisivo de la temporada. Sin embargo, tendrá que sacar al Veltins Arena un equipo castigado por las bajas de Sergio Ramos, Fabio Coentrao, Sami Khedira, James Rodríguez y Luka Modric.

La novedad más importante de la convocatoria del líder de la Liga es el portugués Pepe. El defensor superó una contusión costal que le tuvo apartado durante algo más de un mes, pero no es seguro que pueda ser titular.

La mayor duda está en la posición de medio centro. Asier Illarramendi no cuenta con la confianza de Ancelotti y el brasileño Lucas Silva, nuevo fichaje de los blancos, está sin ritmo de competición.

Lo que es seguro es que el técnico del Real Madrid volverá a apostar en ataque por Karim Benzema, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo. Una delantera lujosa que, sin embargo, no atraviesa un buen momento. En particular el astro portugués llega negado de cara al gol y acumula tres partidos sin marcar.

Para los locales, cuartos en la tabla de la Bundesliga, el reto va más allá de frenar el ataque del Real Madrid y evitar otra humillación como la del año pasado.

"Jugamos ante un rival excelente, pero espero que el equipo haya aprendido la lección del pasado", señaló con ambición el técnico Di Matteo. También el volante Tranquillo Barnetta apostó por salir a buscar el partido: "Miedo no tenemos".

El Schalke contará con poder ofensivo de primera clase mundial al recuperar en el ataque al goleador holandés Klaas-Jan Huntelaar, suspendido en los últimos partidos de la Bundesliga. Por el contrario, en el arco tendrá que alinear al joven Timon Wellenreuther, que a sus 19 años debutará en Liga de Campeones por la lesión de Fabian Giefer.

El Real Madrid de Cristiano Ronaldo tiene un aliciente más para esta noche: si gana encadenará diez victorias consecutivas en el torneo, un récord hasta ahora sólo alcanzado por el Bayern Múnich en 2013.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios