El Huétor Tájar reclama su sitio

  • Los granadinos afianzan sus opciones de 'play off' con un triunfo en el campo de la Federación El filial se adelantó, pero fue incapaz de ganar

El Atlético Malagueño tenía ayer una gran oportunidad de dar un golpe sobre la mesa y asentarse en los puestos de play off a costa de un rival directo como el Huétor Tájar, el invitado inesperado de este temporada en la pelea por el ascenso.

Además, el partido se jugaba en el campo de la Federación, inmejorable entorno para un equipo que sólo había cedido una derrota en casa hasta ayer. Y el encuentro no pudo empezar mejor gracias al golazo de Pablo Fornals, que robó un balón en tres cuartos de campo y sorprendió al portero rival con un zapatazo inapelable.

Todo estaba saliendo a pedir de boca para los malaguistas, que se marcharon al descanso con ventaja en el marcador y buenas sensaciones tras lo visto durante el primer acto.

Pero si algo quedó claro ayer fue que este Huétor Tájar no se ha colado en la zona noble por casualidad. Los granadinos dieron un paso al frente y lograron voltear el marcador ante la impotencia del filial, que cuando quiso reaccionar se vio con demasiada artillería en el campo y escasos minutos para aprovecharla. El doblete de Diego, ante el que pudo hacer algo más un Cousillas que no termina de asentarse en la portería del filial, noqueó a los malaguistas, que entre expulsiones e imprecisiones vieron como el partido se esfumaba entre sus dedos. Una derrota dolorosa que descuelga al equipo de Salva Ballesta de la pelea por la cuarta posición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios