Igual que en casa

  • España jugará la primera fase en Esmirna, ciudad mediterránea con gastronomía y temperaturas parecidas a nuestro país

España no tardará mucho tiempo en aclimatarse a Esmirna, ciudad a la que llegó el miércoles y donde mañana debuta en el Mundial de baloncesto de Turquía. Será en el Atatürk Arena, un moderno y funcional pabellón que será la sede del Grupo D de la primera fase.

Sol, temperaturas por encima de los 30 grados, el mar próximo y una gastronomía basada en el aceite de oliva harán que el combinado nacional no extrañe muchas cosas en su estancia en la ciudad más calurosa del país otomano, gran centro del turismo nacional.

Quizás haya algo que sí perturbe a los 12 hombres de Sergio Scariolo que quieren defender el título mundial logrado hace cuatro años en Japón. A las cinco de la mañana, cuando el sol aún no despunta, el muecín convoca desde los minaretes de las múltiples mezquitas de la localidad la primera de las cinco oraciones del día.

Turquía se encuentra en pleno Ramadán. Desde las 5:00 y hasta las 20:00 los musulmanes practicantes no pueden comer nada. "Yo no lo cumplo, lo importante es ser buena persona", asegura práctico un empleado de hotel de Esmirna, ciudad de rezos constantes, tráfico frenético y mesas en plena calle donde los paisanos toman té.

España debuta en el torneo con Francia, y para entonces los jugadores españoles ya estarán familiarizados seguramente con Mustafa Kemal Atatürk, padre de la Turquía moderna y laica, y figura omnipresente en todo el país. Su rostro de enormes proporciones aparece cincelado en la roca de una de las colinas de Esmirna al estilo del Monte Rushmore de Estados Unidos.

Los días que Scariolo dé de descanso podrán ser empleados por los suyos para comprar algo en el histórico mercado de Kemeralti, en hacer una visita a la cercana Éfesos o en tumbarse en los 101 kilómetros de playa de la provincia de Esmirna. Visitando la ciudad se advierte que poca gente habla inglés y que el ambiente de baloncesto es, a pesar de la temperatura, bastante frío. Como muestra, un botón: la imagen del Mundial elegida por un canal deportivo de pago para conseguir clientes es la de Pau Gasol, una de las grandes ausencias del torneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios