Inglaterra al acecho

  • Clubes de la Premier se acercan a Sergio Sánchez, Camacho y Darder pensando en la próxima temporada. El catalán, que ya puede firmar con quien quiera, gusta al Tottenham de Pochettino.

El mercado de fichajes define unos plazos, pero es una tarea diaria para directores deportivos, clubes y agentes. La actividad nunca cesa, sea pensando en el verano, el invierno o las eventualidades que puedan ocurrir durante una temporada. En el Málaga, varias incidencias hacen que haya una serie de focos permanentes. Ya que hay quien acaba contrato en junio y es libre de recibir ofertas formales de otras entidades o quien, a pesar de tener más vinculación, son jugosos en el mercado y reciben continuas sensaciones. El mercado inglés es, precisamente, un elemento que amenaza al Málaga de cara a la próxima temporada. Clubes de allí tienen sus cañas tiradas a la espera de pescar algo de aquí.

Concretando, varios nombres hay sobre la mesa. Uno muy en boga es el de Sergio Sánchez. La comparecencia de Mario Husillos el pasado martes sirvió para pulsar lo encontradas que están las posturas entre club y futbolista para su renovación, a pesar de que es deseo de ambos. Cada vez se antoja más complicada la continuidad del polivalente zaguero. De hecho, desde el Málaga empiezan a temer que ya pueda tener algo firmado con otra entidad, asunto para el que le asiste la legalidad. Según pudo saber este periódico de fuentes cercanas al futbolista, existe un destacado interés en varios equipos de Inglaterra en hacerse con sus derechos. Además, ofreciendo una suma de dinero con la que en ningún momento podría competir la entidad de Martiricos. Fuentes consultadas, de hecho, hablaban de que Mauricio Pochettino, actual entrenador del Tottenham, estaría por la labor de llevárselo a Londres.

Precisamente la capital del Reino Unido puede ser el destino de otros dos futbolistas más en caso de ser traspasados. Camacho y Sergi Darder son otros dos jugadores con buen cartel en la Premier. En los despachos de La Rosaleda, incluso, circula la convicción de que el año que viene clubes de allí pondrán por ellos un dinero sobre la mesa tan suculento que el Málaga no podría rechazarlo. Por la cantidad en sí y por no cortar la proyección de sus futbolistas, sobre todo del maño, al que ya casi se da por perdido. A diferencia del caso de Sergio Sánchez, los dos centrocampistas blanquiazules no podrían acometer ninguna negociación, salvo contar con el expreso consentimiento del Málaga. Además, el club ya no estaría tan necesitado de liquidez como para prescindir de ambos y podría permitirse plantear un marco de negociación complicado o remitirse a la cláusula de rescisión para cualquiera equipo que quiera hacerse con sus servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios