Isco genera ilusión

"Isco va a ser el próximo jugador más importante de España". Con esas palabras alabó Casillas, capitán del Real Madrid y de la selección, a la nueva sensación del fútbol español, un jugador llamado a sostener una idea de juego y recuperar la ilusión de una hinchada escéptica tras el Mundial.

Isco es el hombre del momento. Así se confirmó el domingo, cuando fue ovacionado por la hinchada rival tras liderar el triunfo del Real Madrid por 0-2 en Elche. "Es raro que un jugador de otro equipo salga ovacionado. Estoy orgulloso del cariño de la gente, eso quiere decir que estoy haciendo las cosas bien", declaró el futbolista blanco de 22 años.

Isco puso de acuerdo a toda la crítica. Incluso a la de Barcelona. El recorrido del malagueño habla de un futbolista lleno de talento que supo adivinar cuál es la diferencia entre un jugador de detalles y uno con verdadero recorrido, con trascendencia real en el juego. Fichó por el Real Madrid la pasada temporada tras un gran año en el Málaga. El club blanco pagó 30 millones de euros por un proyecto de mediapunta. Ahora ya sabe que fichó a un volante de largo recorrido, aunque posiblemente no lo pensara.

El primer año de Isco fue irregular. Tras un comienzo impactante, fue relegado a la suplencia conforme avanzó la temporada. Encontró tiempo para meditar y halló dónde iba estar el secreto de su éxito: añadir esfuerzo a su reconocido talento con la pelota. "Siempre he creído en mí. He dado un paso importante a la hora de luchar y recuperar balones. Soy consciente que tengo que hacerlo para tener un sitio", dijo.

Beneficiado por las lesiones, Isco encontró un hueco a comienzos de temporada en el once de Carlo Ancelotti y no lo desaprovechó. Su esfuerzo físico es notorio y no sólo recupera balones, sino que añade conocimiento táctico y disciplina.

No sólo el Real Madrid se beneficia del impacto de una nueva estrella de 22 años, sino que la selección encuentra un motivo sólido para regenerar la ilusión perdida. El combinado de Vicente del Bosque salió muy dañado del Mundial y surgieron las dudas sobre qué posibilidades había para regenerar un plantel envejecido.

Pero la irrupción de Isco permite confiar en la posibilidad de una renovación muy interesante. Pertenece a la última tradición española de jugadores bajitos, talentosos con el balón, de fuerte personalidad en el campo y de largo recorrido físico. Muchos lo comparan con Iniesta. La selección regresará a finales de marzo a la actividad con un amistoso ante Holanda y un partido ante Ucrania dentro de la clasificación para la Eurocopa 2016 e Isco será una de las grandes referencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios