Johnson toma Saint Andrews

  • El yanqui se impuso a Oosthuizen y Leishman en el desempate

Zach Johnson se proclamó campeón del Abierto Británico, tercer major de la temporada, al firmar una tarjeta de 15 golpes (uno bajo par) en el desempate con el sudafricano Louis Oosthuizen (16) y el australiano Marc Leishman (18), quienes se jugaron la victoria tras finalizar la última jornada con 273 golpes (-15).

Los tres jugadores disputaron cuatro hoyos de play off en el número 1, el 2, el 17 y el 18. El aussie se descolgó de inicio con un bogey y los birdies de sus dos rivales. Johnson repitió birdie en el siguiente, tomando la delantera y con dos hoyos al par se aseguró el triunfo en el desempate, pese a que en el último hoyo Oosthuizen a punto estuvo de forzar otra muerte súbita para luchar por la Jarra de Clarete como hizo en 2010. De esta forma, el norteamericano de 39 años, que llegó a Saint Andrews como número 25 del mundo, logra así su segundo grande tras su victoria en el Masters de 2007.

A un paso de ese desempate se quedó Jordan Spieth (274), cuarto igualado con el australiano Jason Day. El ganador este año del Masters y el US Open ya no podrá seguir aspirando a lograr los cuatro grandes una misma temporada por un bogey en el penúltimo hoyo tras meter un putt de 20 metros en el 16.

También firmó otra gran actuación Sergio García, que cobró impulso durante la primera parte del recorrido para colocarse a un impacto de los líderes. Sin embargo, dos bogeys consecutivos (en el 12 y el 13) lo alejaron de la cabeza. "El torneo está bonito y en las condiciones que estamos teniendo no esperaba que tanta gente jugara también", dijo García sobre los cinco golfistas que no cayeron presa de los últimos hoyos. "Por ahora creo que los grandes están siendo bastante sólidos y cuando llegue a Whistling Straits intentaré darle con todo lo que tengo", añadió el español acerca de la sede del PGA Championship, el último major de la temporada que se celebrará a mediados de agosto en Wisconsin (Estados Unidos).

Rafael Cabrera-Bello, el otro español superviviente (Pablo Larrázabal y Miguel Ángel Jiménez no pasaron el corte) enmarcó cinco birdies con dos parejas de bogeys en los primeros y los últimos hoyos de su última ronda, finalizando en el puesto 40 de la clasificación (283). "Voy a tomarme unos días de descanso. Necesito cargar las pilas de la paciencia y practicar, porque va a hacer falta estar muy fino en Whistling Straits", comentó el canario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios