Jordan Spieth, la locomotora de Dallas

A días de cumplir 20 años, Jordan Spieth se coronó con su primer título como golfista profesional en el John Deere Classic. Eso fue en 2013. Una temporada más tarde sufrió en sus carnes el sabor de la dolorosa derrota en su primera comparecencia en el Masters, major que lideró durante 54 hoyos para acabar perdiendo a manos de Bubba Watson. Este chico de Dallas aprendió del patinazo. Vaya si lo hizo.

Es el jugador del año. Aún con 21 años -nació el 27 de julio del 93-, la locomotora de Dallas viene de imponerse en el desempate contra su compatriota Tom Gillis precisamente en John Deere Classic. Pero ésta es sólo una pequeña muesca en el revólver del joven rubio texano, vencedor de cuatro torneos esta temporada, entre otros nada menos que los dos majors que se llevan disputados: el Masters, donde se resarció del revés de 2014, y el US Open.

Este esplendoroso balance lo ha aupado a la segunda plaza del ranking mundial y a pisarle los talones al número uno del planeta, Rory McIlroy. Lástima que el norirlandés vaya a causar baja en el tercer grande del curso, el Open Británico que celebra desde el jueves su edición número 144 en el mítico St. Andrews, por culpa de una lesión producida en un partidillo de fútbol con amigos.

Spieth quiere desbancar a McIlroy del cetro mundial y busca hacer historia alzándose con el Grand Slam, el triunfo en los cuatro majors -queda pendiente el PGA Championship-. Madera tiene para ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios