Juanmi hace historia

  • Blanquiazul Ya es el goleador más precoz de la historia del Málaga en Primera División Competición Supera a Raúl y Bojan como el más joven en hacer un doblete

Después de un verano marcado por nueve incorporaciones resulta sorprendente que la avalancha de goles vivida en los primeros 30 minutos de juego en La Romareda tuviera un claro acento malagueño. Fernando y Juanmi, bigoleadores en la tarde de ayer, pusieron el punto final, hasta en cuatro ocasiones, a los argumentos esgrimidos por el ataque malaguista. La velocidad y el desborde de Quincy, amén de la zurda de Eliseu, que se vistió de su compatriota Duda en tierras mañas, encontraron en la definición de los dos puntales malagueños la respuesta adecuada para firmar un arranque de partido histórico.

En el día de todas las Marías, el Málaga montó sus propias Fiestas del Pilar en el templo zaragocista y Juanmi decidió citarse con la historia de la entidad de Martiricos. Un requerimiento que el joven talento de El Viso, al que la camiseta del Atlético Malagueño ya le resulta descaradamente estrecha, promete repetir con soltura si Ferreira así se lo permite.

En La Romareda, el mismo estadio que vio debutar en Primera División hace 16 temporadas a Raúl González Blanco, Juanmi firmó su primera página de éxitos goleadores en la Liga y se convertía en el malaguista más precoz en lograr un tanto en la máxima categoría. Un hito a la altura de las expectativas puestas en el futuro del coíno. Superaba así a Quino que, aún con la denominación de CD Málaga y durante la fatídica campaña 1989/90, se hizo dueño de este registro marcando frente el Osasuna en La Rosaleda.

No contento con ello, Juanmi inscribe su nombre por encima de los de Raúl y Bojan con ese mismo registro de ayer. Y es que con los dos tantos a Leo Franco, el malagueño también es el jugador más joven en hacer un doblete en la Primera División. Un honor que el del Schalke 04 y el actual delantero culé consiguieron a sus 17 años y 208 días. Como un Ferrari, Juanmi, al que bien se podría catalogar como una de las primeras sorpresas de esta Liga, hizo lo propio con apenas 17 años y 115 días de vida.

A la salida del vestuario el canterano mantuvo el discurso que corresponde, aunque por primera vez se vio en él ese halo de descaro para decir con la voz chica lo que de verdad desea. "Quiero asentarme en el once inicial a base del trabajo en los entrenamientos. Los goles de hoy [ayer] son para devolver la confianza que me ha dado Ferreira con la titularidad", destacó el malagueño.

Un dato más. Por momentos, con el 0-5 y la victoria en la buchaca, el Málaga anduvo tonteando con la posibilidad de igualar la mayor goleada fuera de casa: 1-6 ante Osasuna en la 2004/05. No pudo ser.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios