FÚTBOL

Kaká estará al menos tres meses de baja tras ser operado de menisco

  • El madridista ha sido intervenido en la rodilla izquierda tras serle detectada una lesión durante la pretemporada en Los Ángeles.

Comentarios 7

El brasileño Kaká estará entre tres y cuatro meses sin jugar tras ser operado en Amberes de una lesión de menisco, según informó el Real Madrid. Se dudaba de su estado físico por su pertinaz pubalgia, que le afectó durante su primera temporada en el Real Madrid, en la que sólo jugó 12 partidos completos. Pero ahora se trata de una lesión de menisco, desconocida hasta ahora y que probablemente se produjo en el Mundial de Sudáfrica.

El jugador abandonó el miércoles por la noche la concentración que su equipo está efectuando en Los Ángeles y voló hacia la ciudad belga de Amberes, donde fue intervenido con éxito de su rodilla izquierda por el prestigioso cirujano Marc Martens. "La artroscopia realizada ha confirmado la lesión meniscal de su rodilla izquierda con mínima afectación del cartílago. Tiempo estimado de baja: 3-4 meses", explicó el Real Madrid en un escueto comunicado.

José Mourinho, el nuevo técnico del equipo blanco, ya sabía algo el miércoles: "A Kaká le queremos al cien por ciento para que esté feliz. Si tenemos que perderlo por un tiempo no será un drama, tenemos a otros jugadores y ya está. Él es uno de los mejores del mundo". El portugués ya parecía entonces resignado a perder a Kaká durante algún tiempo, pero seguramente no sospechaba que iba a ser durante más de tres meses.

Éste es el nuevo contratiempo de un jugador que el 30 de junio de 2009 fue presentado ante 60.000 entusiasmados hinchas del Real Madrid, en lo que seguramente fue su único momento de felicidad completa desde que viste la camiseta blanca. Kaká, de 28 años, fue un fichaje largamente ansiado por el Real Madrid, que lo incorporó el pasado año tras pagar cerca de 65 millones de euros al Milan. Pero hasta ahora nunca pudo justificar dicha inversión. Al principio, por su falta de adaptación a un nuevo país y a un nuevo equipo. Y luego, por sus continuas molestias físicas.

Durante el final de la pasada temporada, el sector más crítico de la prensa española lo acusó de reservarse para el Mundial, de economizar esfuerzos y eliminar riesgos con tal de llegar en la mejor situación posible con la selección brasileña a la cita de Sudáfrica. Pero tampoco allí brilló y se marchó junto al equipo en cuartos de final tras caer contra Holanda. Ahora Kaká peleará en el gimnasio por regresar cuanto antes a los terrenos de juego, algo que como muy pronto sucederá en noviembre. Es el enésimo contratiempo de Kaká en su desafortunada etapa como jugador del Real Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios