Fútbol

Kaká inicia su recuperación en Madrid rodeado de mil sospechas

  • El brasileño ha sido operado de una lesión en el menisco que podría arrastrar desde el Mundial y que le mantendrá tres o cuatro meses de baja.

Comentarios 1

Kaká regresó a Madrid tras su operación de menisco para llevar a cabo un programa de rehabilitación de cuatro meses, un proceso que acomete entre dudas sobre el origen de su lesión.

El mediapunta del Real Madrid fue operado el jueves con éxito de una lesión de menisco y cartílago que ya le había ocasionado problemas hace dos años. "Agradezco a todos vuestro apoyo, la artroscopia ha ido muy bien", dijo el brasileño en su Twitter tras la intervención. Kaká camina ahora con muletas, aunque puede apoyar los pies al caminar. El cartílago no estaba roto, sino desgastado. Es decir, el jugador lleva tiempo viviendo con molestias y la lesión se fue agravando poco a poco.

"Su carrera ha corrido serio peligro", aseguró al diario Marca el doctor Marc Martens, el cirujano belga que practicó la intervención. Y añadió: "Empezó a jugar (el Mundial) con molestias y acabó con un dolor insoportable. Entiendo que es una competición única y que tenía presión, pero forzó muchísimo ante Holanda y Chile. Me reconoció que sentía mucho dolor". Este mismo médico confirmó que Kaká se quedará en Madrid curándose la lesión. Es decir, no viajará a Brasil, como suele ser habitual entre los futbolistas de esta nacionalidad que sufren una dolencia duradera.

Los médicos del Real Madrid quieren supervisar personalmente la evolución de la dolencia, así como todo el proceso de rehabilitación. No quieren más sucesos inesperados, una vez que no saben cómo se produjo el problema. El club blanco desea recuperar definitivamente a un jugador que el pasado año costó 65 millones de euros y que todavía no se ha acercado a la mejor versión que ofreció en el Milan.

Ahora, en el momento de encontrar culpables para la lesión del jugador, aparecen muchos, pero en especial, el propio futbolista: se acusa al jugador de marcharse de vacaciones tras el Mundial sin hablar de sus molestias. "El madridismo se siente inquieto, casi engañado. El tercer traspaso más caro en la historia del fútbol llegó al Madrid en condiciones no deseadas. Todo un fallo en cadena en el club, todo un acto de insinceridad del jugador", afirma el diario As. Tampoco se escapa del dedo acusador la selección brasileña por hacerle jugar en Sudáfrica. Así lo sugirió el doctor Martens al afirmar: "Forzó mucho durante el Mundial".

Mientras, el Real Madrid paralizó cualquier posibilidad de vender o ceder a un atacante. Es decir, se da por hecho que tanto el holandés Rafael van der Vaart como el joven Sergio Canales se quedarán en el equipo blanco. De momento, el club merengue no cuenta con Kaká, quien ya jugó poco la pasada temporada, en la que sólo completó 12 partidos. Hasta noviembre o diciembre no se vestirá de blanco de nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios