Keylor Navas, la imagen cosmopolita

"¿Te vas al Milan o al Barcelona?" No fue una pregunta de un periodista, sino una broma del ex futbolista costarricense Paulo Wanchope al nuevo héroe nacional, el portero Keylor Navas, imagen de un país al que ya todo el mundo mira.

Navas, tímido, rodeado de reporteros, no contestó, sólo sonrió. Su actuación había sido clave para que Costa Rica avanzara por primera vez en su historia a los cuartos de final de un Mundial. "Yo atajo uno, ustedes metan el resto. Eso es lo que dice Keylor. Cómo no vamos a confiar en Keylor, es espectacular, un porterazo", dijo el mediocampista del AIK Solna sueco Celso Borges, uno de los 11 jugadores costarricenses que actúan en Europa.

Tras el hito mundialista en Brasil, es posible que haya más la próxima temporada y se da por hecho que Navas, de 27 años, dejará el Levante por un equipo de renombre. "El proceso que está teniendo en el Levante es brillante, le ha dado confianza, seguridad y un desarrollo inmenso. Es uno de los mejores del mundo. Es extraordinario", dijo el seleccionador tico, Jorge Luis Pinto, sobre Navas la noche del domingo.

Además del penalti, realizó otras tres paradas decisivas durante el partido, una justo antes del final del encuentro y otra cuando moría la prórroga. "Sabíamos que si avanzábamos a los penaltis, teníamos un gran portero que nos iba a ayudar, un monstruo que alguno iba a parar", afirmó el delantero del Olympiakos griego Joel Campbell, expresando la confianza ciega de sus compañeros y de todo el cuerpo técnico.

Entre ellos, el entrenador de porteros, Luis Gabelo Conejo, el símbolo de la Costa Rica de Italia 1990, el único equipo del país hasta el de Brasil que se había clasificado para unos octavos de final del Mundial.

"Es un tipo alegre, con mucho hambre y que sabe muy bien lo que quiere. Yo creo que va a llegar muy, muy lejos", había dicho Conejo sobre Navas en una entrevista con dpa la pasada semana. Conejo fue la estrella del equipo de hace 24 años en el que todos actuaban en el fútbol local, que no conocían el fútbol europeo, mucho menos un Mundial. La revista France Football lo eligió como mejor portero de aquel Mundial, lo que le valió el salto a Europa, al Albacete español, también vía de entrada de Navas al Viejo Continente en 2010.

"No hay comparación, no se puede comparar, es muy diferente", aseguró a dpa el serbio Bora Milutinovic, técnico que dirigió el milagro tico en 1990 y espectador del de Brasil 2014. "No había ningún jugador que jugara fuera del país. No había ningún jugador, casi ninguno, que conociera Europa. Fue el primer equipo de Centroamérica que ganó un partido en un Mundial", recordó Milutinovic.

Entonces, Conejo era algo exótico en Europa, donde ahora brillan Christian Bolaños, Borges, Campbell y Navas, uno de los metas más cotizados del mercado. "Hoy por hoy conseguir un portero que sea muy rápido en el piso, que sepa leer un partido, que la información que transmita a sus compañeros sea efectiva, que sepa tomar buenas decisiones, que tenga juego aéreo y que independientemente de eso sea técnicamente muy bien dotado con las dos piernas eso es algo ya muy difícil de encontrar en los porteros", elogió Conejo a Navas.

El Mundial está siendo la continuidad a su gran temporada en el Levante, donde fue el segundo menos goleado detrás de Courtois- y líder en paradas realizadas. Ahora el futuro es suyo con una cláusula de 10 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios