Kiko Casilla se postula

  • El nuevo portero del Real Madrid, protagonista en el triunfo ante el Milan en una larguísima tanda de penaltis

Once lanzamientos desde el punto de penalti necesitó el Real Madrid para derrotar al Milan en Shanghai después de empatar a cero durante los 90 minutos de un encuentro amistoso. El nuevo portero madridista Kiko Casilla, que cuajó una magnífica actuación, marcó el undécimo disparo de su equipo y acto seguido detuvo el de su colega milanista Gianluigi Bonnarumma para dar el triunfo a los de Rafa Benítez.

Ni 33 grados de temperatura ni un 55% de humedad relativa ni un irregular estado del césped ni la falta de goles en el tiempo reglamentario hicieron mella en los ánimos de los 80.000 espectadores que se dieron cita en el Shanghai Stadium y jalearon cada acción de mérito de los jugadores.

Durante el primer periodo el Madrid, que perdió la posesión de la pelota ante los italianos, fue incapaz de generar ninguna ocasión de gol ante el arco rossonero que defendió el ex guardameta blanco Diego López.

Jesé insufló nuevos bríos al ataque madridista al inicio del segundo tiempo. Un pase atrás que remató Toni Kroos estuvo a punto de suponer el primer gol, pero lo evitó desde el suelo Cristian Zapata. Un viejo conocido de la Liga, Carlos Bacca, dio la réplica para el Milan con una gran volea a la que respondió con solvencia Casilla, que relevó a Keylor Navas en el descanso.

Un grave error de Sergio Ramos en el minuto 80 dejó a Bacca mano a mano con el portero. De nuevo, Casilla desbarató una clara ocasión para los milanistas. Fue la última oportunidad de gol del partido. El nuevo arquero del Real Madrid marcaría el tanto decisivo de una larguísima tanda de penales antes de detener el lanzamiento de Bonnarumma, que sustituyó a López.

Con la victoria el Madrid se hace con el trofeo International Champions Cup edición china y cierra sus giras de pretemporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios