Laura Bueno, la esperanza del tartán

  • La atleta granadina, actual campeona de España de 400 metros lisos al aire libre y en pista cubierta, entrena 21 horas semanales, estudia Quiromasaje y quiere ser policía local

Laura Bueno, dedicándole su victoria en el Meeting de Madrid a su abuelo. Laura Bueno, dedicándole su victoria en el Meeting de Madrid a su abuelo.

Laura Bueno, dedicándole su victoria en el Meeting de Madrid a su abuelo. / m.. g.

La banda sonora de Vangelis para Carros de fuego se ha convertido, con el paso de los años, en un símbolo del deporte, de la superación y, sobre todo, de la belleza plástica del atletismo, el arte del sufrimiento y el éxtasis final al cruzar primero la meta.

Todo eso fue lo que sintió Laura Bueno, una atleta granadina de 24 años que se proclamó hace unos meses doble campeona de España de 400 metros lisos (en pista cubierta y al aire libre), sus dos primeros títulos en categoría absoluta. La vida de Laura cambió cuando Jesús Montiel llegó un día a su colegio, el Luis Rosales, la vio correr y convenció a sus padres para meterle de lleno el veneno del atletismo en las venas. El argumento principal fue que Jesús era vecino de Pepe, el abuelo de la prometedora niña. Los progenitores dijeron que sí y el resto es una historia de miles de horas de duro entrenamiento físico y psicológico que cuenta con un botín espectacular: 30 medallas de campeona de Andalucía en distintas categorías y 15 de España (seis de oro, siete de plata y dos de bronce).

"A mi padre siempre le gustó el fútbol y al principio pasaba del atletismo. Pero, cuando me vio correr en mi primera carrera, en Huétor-Tájar, donde fui primera corriendo contra niños, se dio cuenta de que yo era buena", rememora Laura. Desde entonces, sus padres siguen a la artista del tartán a todas partes, aunque todavía no la han acompañado a ningún campeonato internacional. En su trayecto hacia el éxito, hay sacrificios, pero Bueno lo sobrelleva con una sonrisa en los labios: "El día tiene 24 horas y siempre puedes sacar tiempo para ver a las personas que quieres. Los fines de semana mis amigas salen de fiesta y yo me tengo que reprimir. Y los domingos son para descansar. Acabo mi temporada en agosto agotada".

Laura empezó en el medio fondo especializándose en 500, luego pasó a 600 y finalmente se decantó por el 400, pero una periostitis la dejó en el dique seco dos años (2012 y 2013). Por eso, la sintonía de Carros de fuego sonó más fuerte en su cabeza el 19 de febrero, cuando acabó realizando una de sus mejores carreras para ser campeona de España en pista cubierta, lograr la mínima para el Campeonato de Europa (53:38) y doblegar a la favorita, Aauri Lorena Bokesa. Todo en un día. "Me encontraba bien en los entrenamientos. Corrí en semifinales y sentí muy buenas sensaciones. En la final, salí concienciada. Empecé a correr y a no pensar. Mantuve la compostura y, cuando Aauri quiso adelantarme, pegué un cambio de ritmo. Vi que la meta estaba cada vez más cerca y lo conseguí. Acabamos todas llorando. Lo bueno de este deporte es que somos rivales en la pista, pero somos amigas fuera de ella", aseveró Bueno. En el Campeonato de Europa tuvo mala suerte en el plano individual, porque la atleta ucraniana que le quitó el puesto en semifinales se demostró finalmente que corrió dopada. Pero Laura cerró su actuación a lo grande en los relevos 4x400. Junto a Carmen Sánchez, Aauri Bokesa y Elena Moreno, fue novena con 3:33:70.

El segundo éxito del año para Laura fue el Campeonato de España al aire libre, que se disputó en julio en Barcelona: "Este oro me resultó mucho más fácil. Empezó a llover y cayó un rayo en uno de los focos. Estuvimos esperando dos horas en cámara de llamada y ahí supe que no iba a poder hacer la mínima para el Mundial. Fue una carrera estratégica: fui controlando a mis compañeras hasta que fui a por Carmen Sánchez cuando quedaban 120 metros para el final".

Laura Bueno entrena por las mañanas dos horas y media todos los días de lunes a sábado. Y por las tardes está haciendo dos cursos en uno: Quiromasaje General y Quiromasaje Deportivo: "Ahora mismo es una profesión con mucho futuro, pero también quiero opositar para ser policía local dentro de dos o tres años". Vangelis debería componerle una banda sonora a esta luchadora nata que nunca se viene abajo ante los muros de la vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios