"Nos gusta pensar en la Liga de Campeones como un posible objetivo a alcanzar"

  • "Málaga es una gran ciudad que tiene un gran club. Nuestro reto es hacerlo más fuerte y darlo a conocer en el mundo entero. Por eso decimos que esto es sólo el principio del comienzo", subraya el dirigente albiazul

Comentarios 5

Seguro y ambicioso. Así se muestra el actual vicepresidente y consejero delegado del Málaga, Abdullah Mohamed Haj Ghubn (nacido en Tripoli (Libia) el 31 de julio de 1979). El hombre de confianza de Abdullah Al-Thani hace un hueco en su apretada agenda -seguía trabajando cuando ya habían concluido los encuentros adelantados a ayer- para afrontar cualquier cuestión que se le proponga. Eso sí, con elegancia y educación elude profundizar en cualquier aspecto que represente algo negativo.

-Haga un perfil de sí mismo: nombre y apellidos, dónde nació, número de hermanos, lugar donde se crió, qué estudió, en dónde ha vivido, aficiones personales...

-Me llamo Abdullah Mohamed Haj Ghubn. Mi familia estuvo viviendo en Libia durante un par de meses y nací allí por pura casualidad. Luego nos mudamos a Qatar, donde me crié. Tengo cinco hermanas y tres hermanos. Estudié Administración de Empresas. Mi residencia habitual está en Qatar, pero desde hace más de cinco años he estado viajando alrededor del mundo por razones de trabajo. Entre mis aficiones destaco, cómo no, el fútbol y las carreras de coches. Incluso he participado en alguna.

-¿Qué sentimientos le produce el recibimiento que les ha hecho la gente en Málaga y la ilusión que han despertado en la afición?

-Estamos muy ilusionados por la acogida que nos ha tributado la gente de Málaga y realmente emocionados e involucrados con este proyecto. Desde que hemos llegado, los malagueños nos han dado claras muestras de su cariño y eso nos hace sentir cada día más cómodos. Tenemos la suerte de sentirnos parte de esta gran familia que componen los malagueños y los malaguistas.

-¿No le da miedo fallarles? Se lo digo porque el deporte no es una ciencia exacta.

-No. Esa posibilidad no la contemplamos, ni nos asusta. Tenemos fe en este proyecto y queremos ilusionarles, no decepcionarles.

-¿Qué les está suponiendo culturalmente su experiencia por ahora viviendo en España?

-Muy agradable. En España nos sentimos realmente cómodos y la adaptación ha sido muy buena. Los españoles en general, y los malagueños en particular, nos han recibido con los brazos abiertos y así todo es más fácil.

-Casi tres meses después de pactar la compra del club, ¿le va gustando lo que va descubriendo del mundo del fútbol?

-Ya teníamos una idea previa de lo que es el mundo del fútbol, pero no cabe duda de que, como todo ser humano en cualquier empresa en la que se embarca, cada día estamos aprendiendo. Esta nueva etapa nos permite aprender diariamente muchas cosas, lo cual es muy emocionante.

-¿Qué es lo que más le ha sorprendido para mejor y qué es lo que le ha defraudado?

-Lo más sorprendente, sin ninguna duda, es comprobar en primera persona la pasión que la gente en España siente por el fútbol. Lo digo dentro del marco del deporte en general, porque está claro que cuando compites estás expuesto a ganar y a perder. Obviamente, ganar partidos es un gran motivo de alegría, pero para crecer es necesario también saber interpretar las derrotas para corregir los errores. Aprender y no sentirse vencido es lo que nos hace crecer a todos los niveles, en la vida personal, laboral y, por supuesto, en el deporte. Es pronto para sentirse defraudado, no me gustaría destacar nada en sentido negativo de esta ilusionante nueva etapa.

-En este tiempo ya han prescindido de quien iba a ser la directora general de la entidad. ¿Qué es lo que pasó realmente con Yasmin Al Sahoud?

-En el plano profesional siempre buscamos lo mejor para el club y tomamos decisiones tras analizarlas al 100%. El caso de la señorita Al Sahoud es delicado y me gustaría no profundizar sobre ese asunto porque es algo que ya ha quedado en el pasado.

-Visto su comunicado y sus posteriores actuaciones, ¿qué solución le van a dar a este problema?

-No hay ningún problema al que haya que dar solución. Como le decía anteriormente, es un asunto concerniente al pasado.

-Su padre, Taysir Al Sahoud, ¿cómo ha reaccionado, qué les ha dicho a ustedes?

-Evidentemente, nadie está contento con lo sucedido, ni nosotros ni el Doctor Taysir. Sí le digo que si hay algo que nos ha hecho dejar zanjado este asunto tan pronto como ha sido posible es la relación personal de amistad que tenemos con el señor Al Sahoud. Personalmente lo respeto mucho y creo que no hay mucho más que decir.

-Imagino que tendrán que reestructurar el consejo de administración. ¿Tienen pensado quiénes lo van a componer y cuándo se va a cerrar definitivamente?

-No es algo que afecte directamente a la dinámica de trabajo del club, por lo que estamos priorizando nuestros esfuerzos en otras necesidades más primarias. Es un asunto que resolveremos, pero ahora estamos más involucrados en aspectos de índole deportiva.

-Queda clara la confianza del jeque en usted para llevar el club porque desde el principio prácticamente está siendo la figura representativa del Málaga en el día a día. ¿Cómo surge su relación con Abdullah Al Thani y cómo es?

-Dejando a un lado el plano profesional, conozco a Sheikh Abdullah desde hace mucho tiempo y es como mi hermano mayor. Es una persona realmente amable y, aunque somos muy cercanos, eso no quita que sea el jefe. Siempre ha depositado su confianza en mi trabajo y mi compromiso es responsabilizarme de todos los asuntos concernientes a sus empresas que él delegue en mí.

-Dicen los que le van tratando que usted se está interesando mucho por el aspecto sentimental de la entidad, de su historia y de las personas que trabajan para el club. ¿Empieza a darse cuenta ya de lo distinta que es la empresa futbolística de una empresa corriente?

-Antes de comprar el club ya conocíamos las diferencias entre una empresa corriente y una de índole futbolística. En alguna ocasión hablábamos de hobby, aludiendo a que gestionar un club de fútbol no responde a una inversión orientada a obtener beneficios. El Málaga Club de Fútbol tiene su propia vida, su propia historia y es una institución. Una institución nunca puede ser gestionada como cualquier otra empresa.

-Por eso que dijeron de que el Málaga era un hobby hay quien teme que eso pueda significar que se aburran y se vayan con el proyecto sin finalizar. ¿Qué les diría a esos aficionados para que no teman por la firmeza de su apuesta?

-Lo primero que hay que matizar es que el Málaga no es únicamente nuestro hobby, es el hobby de millones de personas, por lo que no podría considerarse como una afición sin más. Gestionar el Málaga conlleva innumerables responsabilidades y nuestro objetivo es demostrar que podemos aportar cosas muy positivas a la entidad. Le propongo cambiar la palabra hobby y utilizar otra que se ajusta más a nuestro pensamiento: reto. Para Sheikh Abdullah el Málaga es un reto apasionante.

-¿Y a los que piensan que el Málaga no está preparado para sustentar las inversiones que han realizado y temen por que el club no tenga recursos para afrontarlo?

-Quizás es pronto para dar cabida a ese temor. Creo que el movimiento se demuestra andando y ese mismo planteamiento deberíamos hacerlo al término de este primer ejercicio. El propio crecimiento del club será el que vaya dando respuestas a todos los que se plantean a día de hoy esa duda.

-Están realizando muchos cambios en instalaciones, despachos, trabajadores, el equipo, etcétera para adaptarlo a lo que ustedes quieren de la entidad. ¿Con qué sello les gustaría que se reconociese al Málaga en el mundo del fútbol?

-Málaga es una gran ciudad que tiene un gran club. Nuestro objetivo es hacerlo más fuerte y darlo a conocer en el mundo entero, no sólo en la competición española. Por eso nos gusta decir que esto es sólo el principio del comienzo. El desafío es hacerlo manteniendo la identidad del club y de su gente, desarrollándola para que el entorno también pueda crecer de forma coetánea.

-¿Cuál será el presupuesto del Málaga?

-No podemos hablar de un presupuesto en concreto, porque no está cerrado. En el mundo del deporte es complicado saber a priori cuáles son las necesidades que pueden ocasionarse. Lo que sí sabemos es cuáles son nuestros planes y no pensamos cambiarlos por lo que financieramente puedan suponer. Intentaremos poner todo nuestro apoyo en el club de la manera más correcta.

-¿Pensar en la Liga de Campeones a largo plazo es un sueño o un objetivo?

-¿Un sueño? Podría serlo, pero nos gusta más pensar en ello como un posible objetivo a alcanzar, aunque sea complicado.

-¿Qué le aportará Jesualdo Ferreira al equipo?

-Jesualdo Ferreira es un entrenador que conoce bien el mundo del fútbol y sabe cuáles son sus obligaciones y cuáles sus responsabilidades. Tenemos la certeza de que tiene la capacidad de hacer crecer al equipo en el aspecto colectivo y a los jugadores en el capítulo individual. Creemos que es la persona idónea para crear el espíritu de equipo que ahora, con la llegada de tantos jugadores, necesitamos y, a su vez, dotar a los jugadores de una mentalidad ganadora. No creo descubrir nada diciendo que es un entrenador con mucha experiencia, muy respetado en el mundo del fútbol.

-¿Cómo, cuándo y por qué se decidieron por él?

-Antes de finalizar la compra del club él ya era una de las opciones que barajábamos para dirigir desde el banquillo nuestro proyecto. Creíamos y, seguimos haciéndolo, que era el mejor entrenador para el Málaga.

-¿Hay algún jugador en el que tengan depositada una especial confianza?

-Ciertamente, me cuesta hablar de un jugador en concreto. Nuestra prioridad es que todos funcionen como equipo, aceptando cada uno de ellos su responsabilidad en el terreno de juego y ofreciendo lo mejor de sí mismos en cada partido. Tenemos buenos jugadores y creo que necesitan su tiempo para demostrar de lo que son capaces.

-¿Qué ocurre con la Ciudad Deportiva? ¿Va a seguir el modelo que había antes, van a modificarlo a una idea propia? ¿Y cuándo empezarán a construirla?

-Tenemos un gran proyecto en mente, distinto del que se había contemplado con anterioridad. Por el momento le puedo decir que estamos muy involucrados en el primer equipo y que habrá que aguardar algo más de tiempo para conocer los nuevos planes de la nueva Ciudad Deportiva. No obstante, le destaco que es una prioridad para el Málaga y tenemos la convicción de que es fundamental para el crecimiento del club.

-¿Qué otros proyectos tienen en mente y cuándo empezarán a ver la luz?

-Trabajamos en diferentes frentes. Pero me va a permitir, con el respeto de sus lectores, que abordemos esas cuestiones cuando estén más próximas a ver la luz. Considerémoslo como una sorpresa.

-Del juego del fútbol en sí, sus reglas y todo lo que le rodea, ¿qué es lo que más le ha llamado la atención por el momento?

-Nos gusta quedarnos con los aspectos más positivos del propio juego en sí, y con la tremenda ilusión que sentimos cada fin de semana por ver a nuestro equipo ganar. Sabemos que esa pasión es compartida por nuestros seguidores y nos hace sentirnos más cerca de ellos cada semana.

-Se han disputado ya cuatro jornadas de Liga y el equipo está dando dos caras diferentes, una que no acaba de arrancar en casa y otra que impresiona en sus desplazamientos. Realmente, ¿qué es lo que esperaba usted para estos inicios?

-Si analizamos al equipo, casi la mitad de la plantilla está compuesta por nuevos jugadores, por lo que era difícil prever cómo sería el arranque, más aún si nos atenemos al calendario del equipo en el inicio del campeonato. Nuestra plantilla necesita tiempo para conocerse y poder entenderse. Sólo después de ese período veremos dónde podemos estar.

-Muchas gracias y mucha suerte en esta nueva andadura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios