Llamamiento de Jiménez a la tranquilidad y la confianza

  • "Debemos mantener la serenidad necesaria para trabajar y ser consecuentes con las dificultades que estamos teniendo", dice

Nadie posee más experiencia en la plantilla malagueña que Carlos Jiménez. Es el jugador en activo con más partidos ACB a sus espaldas (535). 15 años en la mejor liga de Europa que avalan el discurso del alero cajista, que ha vivido todo tipo de situaciones en el baloncesto de élite. Ahora, cuando las dudas y la incertidumbre acechan al equipo al que pertenece, el ex capitán de la selección española apela a la serenidad y la tranquilidad.

"Somos conscientes de que tenemos que mantener la serenidad necesaria para trabajar y que debemos ser consecuentes con las dificultades que estamos teniendo para comenzar la temporada por diferentes motivos. Por supuesto que los resultados positivos ayudan más a continuar trabajando, pero eso no nos debe desviar de la línea de trabajo. Debemos ir poco a poco, creyendo sobre todo en lo que hacemos y en que es cuestión de tiempo que las cosas vayan saliendo mejor", reflexiona Jiménez.

El alero reconoce que el equipo no atraviesa por su mejor momento, pero resta dramatismo a una situación que llega a calificar como "normal": "Es cierto que no estamos en nuestro mejor momento pero, a estas alturas de temporada, debemos ser conscientes de que es lo normal. El otro día, a pesar del mal inicio, tuvimos capacidad de reacción, que es una lectura positiva que podemos sacar, lo que pasa es que esa diferencia inicial nos pesó mucho. Aún así el partido lo podríamos haber sacado adelante, ya que se decidió a cara o cruz. Eso nos habría venido mejor anímicamente para esta semana pero por otro lado no tenemos mucho tiempo para darle importancia porque mañana [por hoy] tenemos otro partido. Lo importante es mantener la confianza en lo que estamos haciendo, en que irán saliendo las cosas, en que nos iremos conociendo mejor cada día, y afrontar el problema de las lesiones lo mejor posible".

Mensaje tranquilizador y optimista que se centra en los problemas y virtudes propias para dejar de lado al rival en cuestión. "Ahora mismo el rival no es lo que más nos debe preocupar, sino mantener nuestra sensación buena de seguir haciendo bien las cosas, de cada minuto y cada día hacerlo un poquito mejor, teniendo fe en que poco a poco los resultados irán llegando con ese trabajo. Ahora mismo no debe ser nuestra preocupación más grande dónde vamos a jugar, contra quién vamos a jugar y en el momento en que se encuentra, sino que esto no ha hecho más que empezar, que estamos teniendo una serie de inconvenientes y que se trata de mantener la tranquilidad y la confianza absoluta en lo que estamos haciendo para mantener una buena dinámica de trabajo", explica un Jiménez que pide paciencia también para poder ver su mejor versión: "La lesión me paró un poco en seco. Todo el tiempo que creí que iba a tener para preparar la pretemporada, de repente fueron dos semanas en el dique seco, prácticamente sin hacer nada, y eso me rompió bastante el ritmo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios