Londres se aleja en el horizonte de Paquillo

Las nuevas reglas antidopaje del COI pueden impedir a Paquillo Fernández competir en Londres 2012 si recibe una sanción superior a seis meses por la violación de la normativa antidopaje.

La conocida como regla Osaka se aplica "ante cualquier violación antidopaje, haya o no un caso positivo, que conduzca a una suspensión mínima de seis meses por parte de la federación implicada", señalaron fuentes del organismo olímpico. El marchador granadino confesó haber estado en posesión de sustancias dopantes, y aunque su deseo es estar en los próximos Juegos, si la federación española o la internacional de atletismo le suspenden por más de seis meses, el COI le declarará "inelegible para la cita olímpica", de acuerdo con la mencionada normativa, que comenzó a gestarse en la ciudad japonesa en 2007, precisamente a propuesta de la IAAF, y que la Ejecutiva del COI aprobó en Atenas en junio de 2008. Entró en vigor en julio de ese año, sin efecto retroactivo.

En ese momento, el COI presumió de haber adoptado "la medida más restrictiva tomada nunca" en materia de dopaje y la consideró "una postura moral, más que una sanción", porque afecta a las reglas de elegibilidad para participar en los Juegos.

El artículo 2.6.1 del Código Antidopaje del COI incluye en la definición de dopaje "la posesión por parte de un atleta en cualquier momento o lugar de una sustancia prohibida o un método prohibido". La Federación Española ya ha suspendido al atleta por su confesión de parte, aunque su presidente, José María Odriozola, abrió la puerta a una posible rebaja por atenuantes como la colaboración de Paquillo con la Justicia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios