Lorenzo saldrá por detrás de Rossi

  • El piloto mallorquín saldrá desde la segunda fila mientras que Julián Simón podría proclamarse campeón en 125cc

Jorge Lorenzo perdió el primer pulso con Valentino Rossi al acabar cuarto a más de siete décimas en la única tanda oficial de entrenamientos de MotoGP para el Gran Premio de Australia que se disputa en el circuito de Phillip Island.

Lorenzo necesitaba acabar por delante de su propio compañero de escudería para meterle presión en la lucha que sostienen por el título mundial, pero desde los primeros entrenamientos el español evidenció no estar al mismo nivel que su oponente.

Una intoxicación estomacal y problemas de adherencia en la rueda trasera de su Yamaha le impidieron estar delante el primer día y en el segundo se volvió a repetir la historia con el agravante de ser la primera ocasión en toda la temporada en la que el piloto de Mallorca no acaba clasificado en primera línea.

Por delante de él se encontrará mañana tanto a Dani Pedrosa , el tercero en discordia, como a los dos principales aspirantes a la victoria, el local Casey Stoner y el campeón en título Rossi.

La principal sorpresa de la jornada llegó de la mano de otro italiano, Raffaele de Rosa, que supo aprovechar la estela de la moto de Marco Simoncelli, hasta entonces el mejor, para lograr en 250 c.c. la primera pole de su carrera.

Los pilotos del cuarto de litro fueron los más perjudicados por la cambiante climatología, puesto que a los pocos minutos de iniciarse sus entrenamientos se puso a llover y todos tuvieron que tomar el camino de los boxes.

La racha exitosa de Pol Espargaró en los 125cc se vio completada en Australia con su primera mejor clasificación de entrenamientos, por delante de todos los aspirantes a la victoria y al título, como son Nico Terol y Julián Simón.

Cuando mejoró el tiempo y se secó la pista, salvo Hiroshi Aoyama y Álvaro Bautista, que no estuvieron excesivamente acertados con la sexta y la décima plaza, en la lucha por el mejor tiempo tuvieron un protagonismo destacado tanto Simoncelli como los españoles Álex Debón y Héctor Barberá, pero al final sorprendió a todos Raffaele de Rosa sobre su Honda.

El británico Bradley Smith, quien más cerca se encuentra en la tabla de puntos de Simón y el que más opciones tiene de postergar la consecución para el de Villacañas de su primer título mundial, peleó hasta el final por el mejor tiempo de entrenamientos y acabó cometiendo un error que dio con sus huesos por los suelos y le relegó a la quinta plaza final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios