Luis García impulsa de nuevo al Espanyol

Luis García se reivindicó como líder y goleador de su equipo, ante la ausencia del capitán Raúl Tamudo y de Iván de la Peña, lesionado durante el transcurso del encuentro de ayer.

Después de una semana cargada de tensión por una supuesta discusión entre Luis García y el técnico Ernesto Valverde, el delantero españolista sacó lo mejor de él y contribuyó a que su equipo frenase la hemorragia de derrotas, ya que en los últimos siete partidos de Liga había perdido seis encuentros.

El Valencia, por su parte, fue una sombra del equipo serio en defensa y ordenado en sus líneas de hace tres días. Si el alemán Hildebrand había resultado el factor decisivo para el Valencia en el Camp Nou, en Montjuïc el guardameta echó por tierra en el minuto 4 todo el caudal de simpatía, al fallar en un control de balón que significó el primer tanto de Luis García.

Un balón que había peinado Jonathan lo debía capturar con facilidad Hildebrand, pero en esas apareció el siempre atento Luis García para superarle y batirle por bajo.

Con ese 1-0, el Espanyol se encontró aún más cómodo en el campo. Movió el balón con autoridad y en sus peligrosos contragolpes la defensa valencianista se vio en muchas ocasiones completamente desorganizada y desbordada.

El siempre eléctrico Iván de la Peña, que jugó con mucha libertad, mantuvo en jaque a un Valencia al que le costaba realizar transiciones fáciles desde la posición de Iván Helguera.

El Espanyol bajó la guardia tras la salida del campo de De la Peña, y los hombres de Koeman se hicieron con el balón y con el control del encuentro, pero se encontraron con un contragolpe letal para sus intereses, dando lugar al penalti que sentenciaría el encuentro. Luis García se encargó de transformarlo y poner fin a las ilusiones valencianistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios