Luto en el malaguismo

  • Tras casi dos semanas ingresado en el Hospital Clínico, un fallo multiorgánico se llevó la vida de José Carlos Pérez, dirigente blanquiazul fallecido a los 63 años · A las 13:30 se oficiará la misa por su funeral

El corazón de José Carlos Pérez se apagó. Iba a cumplir 64 años el mes que viene, pero 13 días después de ser ingresado en el Hospital Clínico por un ictus cerebral un fallo multiorgánico le causó la muerte sobre las 16:00 de ayer. El Málaga CF se quedó sin su consejero consultivo, uno de los pilares sobre los que estaba edificando su profesionalización hacia un club moderno y acostumbrado a pugnar por grandes éxitos deportivos. Un hecho que ennegrece el día más luctuoso del periplo de Abdullah Al-Thani al frente del Málaga. Del jeque, que le tenía en el club como su brazo fuerte, el enlace entre el antiguo régimen y la prosperidad que enarbolan los nuevos dueños. El malaguismo está de luto.

La misa por su funeral tendrá lugar a las 13:30 en la capilla de San Gabriel, en Parcemasa. Posteriormente sus restos mortales serán incinerados. Por allí se espera el desfile de muchos familiares, amigos y gente del fútbol para darle el último adiós. Ayer la representación blanquiazul ya fue importante en el centro hospitalario. Directivos (Fernando Hierro, Francisco Martín Aguilar, Antonio Fernández, Jesús Nuño, Manel Casanova...), trabajadores del club y muchos representantes de la plantilla. Precisamente jugadores y técnicos andaban degustando el almuerzo al que convidó el segundo entrenador, Rubén Cousillas, cuando conocieron la precipitación de los hechos. Encabezados por Manuel Pellegrini, quisieron estar cerca de los allegados del dirigente malogrado.

La vida sigue y con ella el fútbol. Pasado mañana el Málaga jugará contra el Mallorca. Habrá minuto de silencio, crespones negros y la conjura para dedicarle un triunfo ahora que no podrá comprobar los éxitos por venir de la entidad. Minutos después de que el club hiciera oficial su fallecimiento, en su web aparecía un crespón negro asociado al nombre del club. Hoy habrá entrenamiento a puerta cerrada y sin posteriores declaraciones; el museo no abrirá sus puertas. Todo en señal de duelo. El palo entre los responsables fue tremendo. "La entidad no tiene palabras para expresar el dolor que supone la pérdida de una persona tan querida por toda la familia malaguista y que ha dedicado su vida al club", expresaron ayer en un comunicado, al tiempo que agradecieron "las numerosas condolencias y muestras de ánimo recibidas".

En los últimos días José Carlos Pérez no estaba evolucionando tan favorablemente como esperaban los médicos que le estaban atendiendo. Sufrió una insuficiencia respiratoria 48 horas después de su ingreso pero la superó. Iba recuperando la consciencia poco a poco hasta que el miércoles por la noche empezó a sentir una asfixia que derivó en una trombosis y el posterior complicado cuadro clínico, que no pudo superar su corazón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios