Madrid se despide de su sueño con amargura pero sin rencor

  • "Hay que felicitar a Río y hay que decir que la candidatura de Madrid ha tenido un resultado digno", dijo Zapatero.

La delegación madrileña no ocultaba en Copenhague su decepción, tras caer en la última ronda de la votación de los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) para elegir la sede de 2016 ante Rio de Janeiro, tras sumar su segundo revés consecutivo.

"Hay que felicitar a Río de Janeiro y hay que decir que la candidatura de Madrid ha tenido un resultado digno", decía el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tras la votación en la que, después de la eliminación de Chicago en primera ronda, muchos de sus votos fueron a parar a Rio.

Zapatero afirmó haber felicitado a su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, tras conocer la designación de Río de Janeiro. En declaraciones a los medios al término de la votación y tras conocer la derrota de Madrid, Zapatero dijo sobre su encuentro con Lula: "Le he felicitado, estaba muy emocionado y le he dicho que con toda mi sinceridad le daba la enhorabuena, por él especialmente, porque le tengo una gran admiración al presidente Lula". En cuanto a si Madrid debería insistir y volver a presentarse como candidata a albergar los Juegos Olímpicos de 2020, el presidente afirmó que ahora "hay que descansar un poco", aunque "Madrid siempre es una candidata fuerte". "Depende de la ciudad, no de mí", agregó.

"Madrid no ha perdido nada, hemos conseguido el respeto de nuestros compañeros", aseguró por su lado el alcalde madrileño, Alberto Ruiz Gallardón, tras sufrir su segundo varapalo al frente de la iniciativa. "Quiero felicitar a Río de Janeiro, han presentado una gran candidatura", añadió Ruiz Gallardón.

Ruiz-Gallardón aseguró que ahora no es "el momento" de hablar de si Madrid se presentará como candidata para albergar la cita olímpica de 2020, al tiempo que quiso agradecer a la Corona, al Gobierno central, a las comunidades autónomas, a la oposición y a la sociedad civil el apoyo recibido. "Creo que no es ni el momento ni las personas para hablar de futuro. Ahora tenemos que agradecer y ser conscientes de que nos vamos con la tristeza de no haber podido alcanzar el objetivo que teníamos pero nos vamos con la convicción de que ha merecido la pena este esfuerzo y que desde luego, sin haber ganado los Juegos Olímpicos, por haberlo intentado nada ha perdido la ciudad de Madrid, sino que, antes al contrario, ha iniciado un camino extraordinariamente positivo, pero lo que tenga que ocurrir en el futuro, no es este ni el tiempo ni el momento de poder decirlo desde mi punto de vista ni siquiera comentarlo", afirmó el primer edil.

Para el regidor madrileño, Río de Janeiro ha presentado una "gran candidatura", al tiempo que se mostró "absolutamente convencido" de que el país carioca "organizará unos magníficos juegos" en 2016. Tras felicitar a la ganadora, Gallardón agradeció a todo el equipo y a todas las personas que han contribuido en este proyecto el apoyo ofrecido. "Hemos tenido todo lo que hemos pedido. No podemos decir que nada que hayamos solicitado a la Corona, ni al Gobierno de España, ni a las comunidades autónomas, con la Comunidad de Madrid a la cabeza, ni a la oposición que no lo hayamos recibido y a toda la ciudad civil", manifestó. 

"Es una decepción para nosotros", admitía la Reina, Doña Sofía, que acudió a Copenhague el miércoles para mantener, junto a Don Juan Carlos, encuentros con delegados del COI a los que el monarca y toda la familia real conocen bien por su tradición olímpica.

El vicepresidente del Comité Olímpico Español (COE), José María Odriozola, ha dicho que tiene "la sensación de que había una orden" para no elegir a Madrid en la votación final. El también presidente de la Federación Española de Atletismo (RFEA) tiene además "la sensación" de que al llegar Madrid y Río a la final, tras la eliminación de Chicago y Tokio, "estaba todo el pescado vendido". "Me quedo con la sensación de que nos han tomado el pelo", ha dicho Odriozola, que ha añadido: "sigo diciendo que Madrid era la mejor".

"La verdad es que estoy triste. Tenía que ser así pero la nuestra era una buena candidatura", decía por su parte la consejera delegada de la candidatura, Mercedes Coghen, campeona olímpica de hockey en Barcelona 92, resignada porque el COI consideró que "tocaba" dar los Juegos a Suramérica.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, reconoció que la no designación de la capital como sede de los Juegos Olímpicos de 2016 "es un gran decepción", aunque empezó a pensar en el futuro. "Para mí es una gran decepción, como para todos los madrileños y españoles. Hemos de felicitar a Río de Janeiro, ya lo he hecho con el presidente Lula", expresó. Así, aseguró se han cumplido sus pronósticos de que iban a ser unos Juegos hispanos. "Es la primera vez que la América hispana va a tener unos Juegos. Siempre pensé que la rotación de continentes cuenta y también que iban a ser unos Juegos hispanos después de unos anglosajones y van a serlo", explicó. También tuvo palabras de optimismo para los madrileños. "Hemos llegado a la final y Madrid va a acabar organizando unos Juegos, veremos cuando", sentenció.  

El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, también se mostró resignado ante un "gran rival", que hizo historia al convertirse en la primera ciudad suramericana que organizará unos Juegos Olímpicos, dos años después del Mundial-2014 de fútbol.

Miguel Indurain ha señalado que quienes han decidido entre Río y Madrid "son cien personas, cada uno de un deporte y de un lugar, y es muy difícil decir por qué han votado lo que han votado". Indurain reconoce que "el palo es muy grande" por no haber conseguido el objetivo, porque "sabes que has presentado una candidatura muy buena y que teníamos posibilidades".

Para Gemma Mengual, la razón de lo ocurrido sí está en la rotación de continentes, aunque también se imagina que han podido influir "mil razones que nosotros desconocemos". Mengual ha dicho que ha vivido las votaciones en Copenhague primero "con nervios y con ilusión contenida" y luego "con decepción y frustración".

Desde Pekín, el tenista Rafael Nadal destacaba que Madrid había llegado casi hasta el final. "No hay que perder los ánimos, hemos estado muy cerca, en la final, y ahora hay que apoyar a la candidatura y a los organizadores más que nunca".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios