El Madrid gana en la segunda prórroga

  • El colista Cajasol pone en múltiples problemas al equipo blanco, que sufre sobremanera para triunfar en Sevilla

El Real Madrid tuvo que recurrir a dos horas y media de intenso duelo y dos prórrogas para hacer claudicar por 92-95 al colista de la liga, un gran Cajasol que sólo en los últimos segundos se inclinó ante la solvencia blanca, liderada por un espléndido Louis Bullock, máximo anotador con 26 puntos.

Fue un gran encuentro, si acaso mejor que el de la primera vuelta -con triunfo sevillano-, en el que ya en el primer cuarto la buena actitud defensiva y ofensiva de los locales les dio, tras un parcial de 12-0, la máxima ventaja del partido (25-14, minuto 11). No obstante, la entrada de Llull animó las ideas madridistas, ya que seis puntos suyos y otros tres triples de sus compañeros posibilitaron el cambio en el marcador (28-29, minuto 17) en plena crisis anotadora local.

El partido había crecido en intensidad e igualdad en el tercer cuarto y fue a más en el último, ya que los locales habían abierto un hueco de cuatro puntos (60-56), pero ocho tantos de Llull iluminaron a los madridistas para llegar a una prórroga que forzó Hervelle (71-71) a seis segundos para la bocina. En el primer tiempo extra, dos triples de Bullock catapultaron al Real Madrid (78-82, a 1:30) a un triunfo que parecía cercano, pero el Cajasol igualó (82-82) y Milisavljevic tuvo incluso en el último segundo el tiro de la victoria.

Sin embargo, todo quedó para una segunda prórroga en la que el suspense fue máximo. Ignerski, sin fortuna, tuvo en el último segundo la llave de una tercera prórroga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios