El Madrid de los récords se desinfla

  • Sin rotaciones y con lesionados, los de Ancelotti parecen agotados

Se aproxima la temporada a su punto decisivo y el todopoderoso Real Madrid de los récords se desinfla partido a partido como un soufflé con los ingredientes en proporciones erróneas.

Le faltan mediocampistas y juego al equipo dirigido por Carlo Ancelotti, como evidenció el Atlético con su histórica goleada por 4-0 del sábado. "Es el peor partido desde que yo estoy en el banquillo, no sé que más decir. Tengo que asumir la responsabilidad por ello", dijo el italiano. "No hemos tenido nada".

El 4-0 ante el rival ciudadano y vigente campeón del torneo español fue la constatación más humillante de un declive iniciado a principios de 2015, después de que el Real Madrid alzara su primer Mundial de clubes en Marruecos.

El primer tropiezo del vigente campeón de Europa se produjo en la cancha del Valencia, con un 2-1 que tuvo consecuencias menores porque el Barcelona cayó de manera aún más estrepitosa ante la Real Sociedad y desaprovechó la ocasión de arrebatarle el liderato a los dirigidos por Ancelotti. Ya por entonces, Cristiano Ronaldo, la estrella portuguesa del Real Madrid y coronado el 13 de enero con su tercer Balón de Oro, dejaba de ser letal.

En Mestalla y pese a la derrota, Cristiano Ronaldo marcó su vigésimo sexto gol en Liga. Desde aquel partido, disputado el 3 de enero, sólo marcó dos tantos más, ambos ante el Getafe.

Pero después del partido del sábado, en el que pasó totalmente desapercibido, el delantero portugués celebró una fiesta de sus 30 años con compañeros del Real Madrid como si nada hubiera sucedido.

Las miserias azulgrana de inicios de año disimularon, sin embargo, la crisis goleadora de Cristiano Ronaldo y el mal juego de Real Madrid, que ganó, pero no convenció, y sufrió más de lo pensado ante rivales menores como el Córdoba y la Real Sociedad, antes de que el Atlético se confirmara como su bestia negra esta temporada.

El equipo de Simeone, que ya había superado al Real Madrid en la Supercopa y en el partido de Liga en el Bernabéu, volvió a aprovechar las carencias blancas en los octavos de final de la Copa del Rey, la otra gran caída de los dirigidos por Ancelotti en 2015.

Sin Xabi Alonso, traspasado al Bayern Múnich a inicios de temporada, la zona de producción de juego del Real Madrid cuenta ahora con apenas dos hombres solventes: Isco y Kroos. Y eso, con las actuales bajas y el cansancio acumulado, ya no le alcanza al conjunto de Ancelotti ante equipos de la talla del Atlético, que el sábado, más que nunca, lo destrozó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios