Málaga cf

El Málaga cae sin sangre

  • Los de Ferreira tuvieron ocasiones en la primera parte para amarrar el partido y, finalmente, se encontraron ante un Wiesbaden acertado l Malagueño se estrena como goleador

Comentarios 1

Ante el rival más modesto de su gira por Alemania, el SW Wehen Wiesbaden, el Málaga se enzarzó en un duelo de golpes con la creencia de la ventaja que se le presupone a un conjunto de la Primera División. Sin embargo, y al tratarse de un encuentro de pretemporada ante un equipo más rodado, los de Ferreira se encontraron ante una confrontación de igual a igual que finalmente se quedó en casa de los alemanes gracias a un tanto de Florian Hubner en el minuto 84 (3-2).

Y eso que el resultado se puso rápidamente a favor del Málaga antes de la primera media hora de juego. Un potente cabezazo de Malagueño encontró portería después de un lanzamiento de esquina botado por Albert Luque y supuso el estreno goleador del argentino como blanquiazul (0-1, minuto 25). Poco duró la ventaja en el marcador, ya que dos minutos después Zegenbem se plantaba ante Arnau y batía al catalán por alto.

El conjunto blanquiazul firmó una meritoria primera parte en líneas generales, no exenta de juego y ocasiones de peligro, aunque con un Edinho desacertado en los metros finales. Cuando parecía que el 1-1 imperaría en el luminoso, un penalti cometido por Mtiliga daría ventaja al Wiesbaden tras aprovecharlo Janjic.

A pesar de ello, Ferreira no varió su idea inicial y dio entrada a un equipo B en la segunda mitad. De lo mejor de estos, como viene siendo habitual, Juanmi. Precisamente, un derribo cometido sobre el canterano en el área de Gurski le dio la oportunidad a Manolo de convertirse en goleador por un día. Y es que el lateral fue el artífice de la pena máxima y del empate malaguista.

Al margen del gol de la victoria del Wiesbaden, la lectura del resto del partido deja como punto álgido el debut de Quincy en el minuto 68, sustituyendo a Eliseu. En los escasos 20 minutos que estuvo sobre el verde, el ghanés dio muestras de su mayor virtud: la velocidad y el desborde. A la fiesta de estrenos en Alemania también hay que añadir el de Miguel Ángel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios