El Málaga se abona a la media inglesa para regresar a Primera

  • El equipo suma 45 puntos en 23 partidos, 11 en su estadio y 12 lejos de La Rosaleda

Cuarenta y cinco puntos en 13 partidos, 11 en La Rosaleda y 12 a domicilio. Los registros del Málaga cumplen a la perfección con la combinación numérica de la media inglesa. Según esta vieja teoría del fútbol, un equipo debe sumar tramos de cuatro puntos en dos partidos si quiere completar una buena temporada. Ganar en casa y empatar fuera se ha convertido en una de las consignas acuñadas por el vestuario blanquiazul, que ve en La Rosaleda su fortín para lograr el retorno a la Primera División.

Tras los últimos empates logrados por el equipo, Granada 74, Tenerife y Salamanca, el Málaga logró un valioso triunfo ante el Salamanca que le permitió recuperar el liderato tras la derrota del Numancia ante el Elche. Además, la victoria ha afianzado la moral de un bloque que demostró la profundidad de sus recursos.

Tanto Muñiz como sus jugadores son conscientes de que el factor campo cobrará cada jornada más importancia. Antes del partido ante el Salamanca, el técnico gijonés avisaba de que las victorias iban a ser cada vez más complicadas porque todos los equipos están inmersos en algún tipo de lucha. Sin embargo, hasta el momento, el Málaga se ha mostrado muy seguro en casa y sólo ha cedido una derrota (la del Numancia) y dos empates (ante el Granada 74 y el Celta de Vigo).

Sus números como visitante, a pesar de no ser tan espectaculares como los que ha logrado en La Rosaleda, también reflejan la fortaleza del equipo en sus desplazamientos. Cinco victorias, cuatro empates y tan sólo tres derrotas es el bagaje que ha sumado el equipo de Muñiz cuando ha jugado lejos del estadio de La Rosaleda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios