El 'Malagazo' pareció real

  • Afició La Rosaleda fue blanquiazul, creyó hasta el gol y pitó el cambio de Isco

La Rosaleda no se llenó, pero casi. Había ganas de vivir una noche histórica. Había, como suele, muchos aficionados del Madrid esparcidos por el coliseo de Martiricos. Pero ganaban los malaguistas. Algunos hacían gala de renegar del blanco para marcar distancias. Málaga se consideró siempre feudo del Madrid. Pero la tendencia va cambiando. Al gol anulado de Higuaín se sucedieron gritos merengues y burlas blanquiazules por la celebración fallida.

La Rosaleda apoyó, hubo tifos especiales en la grada del Frente Bokéron, algunas pancartas ingeniosas y otras menos. Durante más de 70 minutos, el Malagazo, propagado desde la víspera de la ida en el Bernabéu, fue posible, muy real, estuvo a un gol. Pero se frustró. Y la afición acabó pitando a Pellegrini por quitar a Isco...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios