Manresa tiene la CopaKus jugará, aunque mermado

  • Impulso El Unicaja busca en el Nou Congost la victoria que dé el pasaporte virtual a Vitoria Rival El Ricoh es peligroso en su pista, pero es la peor defensa de la ACB (concede 84,1 puntos)El croata sólo completó una parte del último entrenamiento, pero viajó con la expedición encabezada por Berdi Pérez y podrá saltar al parqué del Nou Congost

En la mañana mágica de los Reyes Magos el Unicaja pretende un autoregalo. Es el pasaporte virtual para la Copa del Rey. Hay un salvoconducto en el pequeño cubil del Nou Congost, a las afueras de Manresa. Con la derrota del Granada ayer en Vitoria, un triunfo sería prácticamente una realidad el billete para la capital vasca, que tiene reservada ocho plazas para el gran torneo copero. El plácet matemático no sería definitivo, pero la abismal diferencia de averaje general a favor malagueño, el utilizado al final de la primera vuelta en caso de empate, convierte en casi una utopía la carambola.

Pero más allá de cuentas de la lechera, el Unicaja busca consolidarse con un triunfo fuera de casa, al estilo de Fuenlabrada, pista similar en ambiente al Nou Congost. Así lo ha exigido repetidamente Sergio Scariolo, que adivina las posibilidades enormes de la plantilla, que ha completado un último mes y medio excelente de competición, con 10 victorias en 12 partidos. Repetir esa secuencia parece harto difícil, pero hacerlo garantizaría una gran temporada. El italiano sostiene que el equipo que tiene es "muy bueno" al calor del Martín Carpena, pero le falta ganar más autoridad, a pesar de que ha ganado repetidamente en las últimas jornadas.

No es sencillo vencer en Manresa. En estadística histórica, ha habido 25 enfrentamientos en ACB en la ciudad del Bagés y el Unicaja ha ganado 11 veces. No obstante, el cuadro manresano, de regreso a la ACB tras un paréntesis de una temporada en la LEB, atraviesa un complicado momento que ha disparado las alarmas. El buen colchón adquirido con el inicio de temporada (balance de 4-1, sorpresón en Vitoria incluido) se ha dilapidado con una racha de seis derrotas consecutivas que le hace filtrear al equipo dirigido por el novel Jaume Ponsarnau con el descenso. La realidad es asumida en el Ricoh, donde se tiene los pies en el suelo por la experiencia acumulada de muchos años en la élite. Pero urgen victorias, como le sucede aún al Unicaja.

El cuadro malagueño, con la Euroliga encarrilada y peleando por redondear una excelente primera fase, es temido en Manresa. "No es el mejor momento para recibirlos", dice el entrenador local. La última vez que el Unicaja jugó en el Nou Congost fue el primer partido de Liga de la temporada 2005/2006, debut oficial de Marcus Brown. Ganó el Ricoh con holgura. No hace falta recordar cómo finalizó aquella temporada.

A la espera del regreso de Santiago, el Unicaja tiene superioridad física y de altura, algo que suelen destacar los técnicos a los que se mide el bloque cajista. Enfrente estará hoy la, con cierta diferencia, peor defensa de la ACB, que concede 84,1 puntos por partido. Le toca a Scariolo y sus hombres encontrar los huecos en la aparentemente débil muralla manresana. Valdría la Copa.

El Unicaja aterrizó en el aeropuerto de El Prat a las 16.00. Acto seguido se desplazó a Manresa para alojarse en el hotel Hostal del Camp de la localidad barcelonesa. La expedición, encabezada por el director general Berdi Pérez, tenía en su seno a Davor Kus, que se ejercitó a ratos en la sesión matutina de trabajo en el Martín Carpena. "So, so [así, así]", responde el croata cuando se le pregunta cómo está su espalda. Acostumbrado a no padecer lesiones a lo largo de su carrera, los dos tirones que ha tenido en la zona en el último mes le tiene preocupado. Pero jugará hoy en Manresa, aunque no al tope de sus posibilidades. También viajó Paulao, después de despachar el viernes en Vélez otro partidazo (18 puntos y 10 rebotes) en el triunfo del Clínicas Rincón Axarquía ante el Cáceres 2016. La inminente recuperación de Santiago propiciará que el gigante brasileño deje de desplazarse con el primer equipo, al menos en la ACB, por su carencia de pasaporte europeo. Por cierto, que los trámites están ya en marcha y se espera que para el próximo verano, cuando se cumplan dos años de residencia en Málaga, Paulao sea ciudadano español.

Sergio Scariolo, que no dejó de ver vídeos durante el viaje con sus ayudantes Chus Mateo y Andrija Gavrilovic, vaticinaba el pasaporte copero con un triunfo hoy: "Pueden producirse diversas combinaciones pero creo que ganando el partido contra el Manresa la clasificación estaría asegurada. Habiendo empezado con dos victorias en ocho partidos y con todo el mundo dándonos sentenciados fuera de la Copa habríamos conseguido un objetivo partiendo de una situación complicada. Una vez más hemos demostrado el potencial de progresión del equipo".

La comidilla en el viaje era la detención de Will Bynum, jugador del Maccabi, próximo rival cajista en Euroliga, por atropellar a un joven de madrugada en Tel Aviv. Puede ir a la cárcel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios