El Marbella remonta y se ilusiona

  • El equipo de Alfaro supo voltear el 0-1 de Álex Alegría y se aleja de los puestos de peligro

En el primer gran examen que tenía el nuevo Marbella de Alfaro, ya con todos los fichajes disponibles y acoplados, el equipo respondió con más casta que juego para llevarse tres puntos de oro que permiten a los blanquillos alejarse de la zona de descenso y empezar a mirar hacia arriba en la clasificación.

No fue el mejor partido de los marbellíes, que sí mostraron otras virtudes que permiten ilusionarse de cara a los próximos compromisos del equipo.

El encuentro comenzó de forma inmejorable para los locales. Muy buenos minutos de los de Alfaro, que llegaban con facilidad a las inmediaciones verdiblancas. Guillem generaba mucho peligro con sus desmarques y suyas fueron las primeras ocasiones del choque. El flamante delantero blanquillo, la gran sensación de este mercado invernal, estuvo a punto de estrenar su cuenta goleadora hasta en tres ocasiones, pero no estuvo acertado ante la portería. Las bandas marbellíes eran puñales que atravesaban una y otra vez los costados de un Betis B que no era capaz de liberarse de la presión que estaban ejerciendo los atacantes locales.

Pero justo cuando más cerca se veía el 1-0, llegó el golazo de Álex Alegría. Zapatazo desde la frontal del delantero bético que sorprendió a Francis y que subió el 0-1 al marcador. Todo un mazazo para los hombres de Alfaro que no encajaron nada bien ese mazazo y cedieron el control del partido al filial, que manejó a su antojo el choque hasta el descanso. Incluso, pudieron ampliar su ventaja, pero Francis se mostró bastante seguro bajo palos durante el resto del encuentro.

El final de los primeros cuarenta y cinco minutos sirvió para que Alfaro reanimara a los suyos en la caseta de cara al segundo acto.

Se vio a otro Marbella tras el descanso. Mucho más incisivo, pero algo más precipitado fruto de la imperiosa necesidad de remontar. En esa particular locura ofensiva, triunfo la calidad.

Primero con un sutil taconazo de Guillem Vives que empató el partido y abrió uno nuevo a 20 minutos del final. Los verdiblancos quedaron algo noqueados y los de Alfaro olisquearon algo de sangre y se lanzaron a por la victoria. Con Edy de lateral por lesión de Verdú, un gol de Pato llevó el éxtasis a las gradas del Municipal que volvía a sonreír con su equipo. Bastó un poquito de oficio para rematar la faena y sumar tres puntos que valen oro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios