El 'Maserati' acaba tercero en la Copa

  • Terminó en el podio a sólo dos puntos del ganador

El 'Maserati' acaba tercero en la Copa El 'Maserati' acaba tercero en la Copa

El 'Maserati' acaba tercero en la Copa

El DK46 Maserati del Álvaro Irala y Fernando León acabó su participación en la 36 Copa del Rey en el tercer puesto de la clasificación general del grupo ORC1. Y eso que acabó empatado a 42 puntos con el segundo, el Doctor Senis (Porrón IX), y a tan sólo dos del nuevo ganador de la Copa este año, el Rats On Fire, que se apuntó su quinto título y recupera un cetro que no conquistaba desde hacía cuatro.

Esa desventaja de dos puntos le impedieron al Maserati repetir el triunfo de 2016. El barco de Puerto Portals tuvo una trayectoria en la regata de menos a más como denota las puntuaciones en las 11 pruebas disputadas: arrancó con un discreto decimotercer lugar, un segundo, un séptimo, un sexto, un sexto, un quinto, un tercero, un quinto, un tercero, un tercero y un segundo. El peor resultado fue el que descartó.

Al Maserati le faltó suerte, ya que en mas de tres pruebas cuando se dirigía hacia un triunfo sólido un inoportuno role (cambio de viento) lo dejaba a merced de sus rivales. Y es que las condiciones meteorológicas vividas del lunes al jueves fueron malas para una regata que se precie. Con rumbos casi directos en ceñida y con roles de más de 20 grados es imposible que las cosas salgan bien. Aun así el Maserati se defendió y se mostró muy regular, pero el no haber conseguido ninguna victoria parcial le impedió recortar esos dos puntos que lo separaron de la victoria.

La sorpresa de la jornada la protagonizo el Aifos con el Rey Felipe VI a la caña, que partía la jornada como líder. Pero el barco pinchó el día menos recomendado: en las regatas décima y undécima del último día en las que finalizó en los puestos decimoprimero y decimoquinto, respectivamente, bajando hasta la quinta plaza de la general del grupo ORC1.

Cuando las condiciones fueron las más parecidas a una regata, es decir, con viento aunque fuese escaso y entablado de dirección como ocurrió ayer, el Maserati se dio un paseo en tiempo real y estuvo a punto de compensar la diferencia de rating con la poderosa flota de Swan 45, finalizando en los puestos tercero y segundo.

La minitemporada del Maserati, que comenzó en junio en la regata Conde de Godó de Barcelona, se da por concluida en esta regata y ya se trabaja para la del próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios