vela

El 'Maserati' se mantiene a ritmo de récord

Los tripulantes del trimarán 'Maserati' celebran su llegada al Cabo de Buena Esperanza. Los tripulantes del trimarán 'Maserati' celebran su llegada al Cabo de Buena Esperanza.

Los tripulantes del trimarán 'Maserati' celebran su llegada al Cabo de Buena Esperanza. / firma del fotógrafo

El trimarán Maserati, bajo la batuta del patrón italiano Giovani Soldini y con los regatistas españoles Álex Pella (Barcelona) y Óliver Herrera (Fuerteventura) en su reducida tripulación de cinco hombres, superó el Cabo de Buena Esperanza a las 13:20 de ayer y se mantiene a ritmo de récord en su intento de batir la mítica marca de la Ruta del Té (travesía entre Hong Kong y Londres), con un trayecto total de 13.000 millas náuticas (24.090 kilómetros), superada ya la mitad de su recorrido de 6.500 millas (12.045 kilómetros).

Cuando llevan 16 días y 4 horas de navegación, el Maserati posee una ventaja de 655 millas sobre el récord establecido por el catamarán francés Gitana XIII en 2006. Estas millas de ventaja suponen navegar cuatro días por delante de esa marca, ya que el barco galo empleó 21 días en llegar al Cabo de Buena Esperanza (Sudáfrica).

Pero todo se pudo ir al garete el pasado día 29, cuando el Maserati chocó contra un objeto flotante no identificado perdiendo el timón de estribor. Dado que el trimarán llevaba un timón de repuesto y que estaban en una zona de convergencia de altas presiones y la mar y el viento estaban muy calmadas se lanzaron a colocar el de repuesto, tarea nada fácil, ya que había que sumergir el timón en el agua y meterlo en el hueco de la mecha. La operación tuvo éxito en el primer intento gracias a la actuación de los dos regatistas españoles, especialmente la del canario Herrera, encargado de los controles de seguridad de las estructuras y arboladura del trimarán.

Toda ello se realizó a unas 2.000 millas del Cabo de Buena Esperanza y muy lejos de la costa de barlovento de la Isla de Madagascar, sin que en ningún momento perdiese la ventaja que llevaba acumulada sobre el récord, si bien en algunos momentos llegó a ser de sólo 245 millas náuticas. Después el Maserati tuvo que afrontar una fuerte tormenta con vientos de hasta 40 nudos, para alcanzar el Cabo de la Agujas, punta más septentrional del continente africano y lugar de convergencia geográfica de los océanos indico y atlántico.

El Maserati en estos momentos navega, supera la posición de Ciudad del Cabo, con un rumbo de aguja al 299º y con viento favorable en dirección a aguas abiertas del océano para abandonar cuanto antes la plataforma continental de esta parte de África que provoca olas muy grandes y poco recomendables. "Es un hermoso día con sol y viento. Estamos contentos de llegar a este punto en 16 días, es una excelente navegación", declaró Soldini.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios