Maté: "He disfrutado muchísimo"

  • El marbellí fue protagonista en la séptima etapa del Tour, tras rodar en una escapada neutralizada a nueve kilómetros de meta El 'Lince Andaluz' avisa: "Lo seguiré intentando"

La séptima etapa del Tour de Francia contó con el protagonismo de Luis Ángel Maté, ciclista del Cofidis. El marbellí apostó por meterse en una fuga que se mantuvo con vida durante 180 kilómetros aunque, finalmente, el pelotón acabó con ella a falta de únicamente nueve kilómetros.

El Lince Andaluz, que sufrió una caída hace tres días, saltó nada más comenzar la etapa junto a Kristjian Durasek (Lampre-Merida), Anthony Delaplace (Bretagne-Séché Environnement), Daniel Teklehaimanot (MTN) y el francés Brice Feillu (Bretagne-Séché Environnement). Este último fue, junto a Maté, el que más insistió en que la fuga tuviera rédito, a pesar de que la distancia con el pelotón nunca llegó a ser demasiado amplia.

Tras llegar a meta, el ciclista marbellí confesó haber disfrutado de la jornada. "He tenido la oportunidad de pasar un gran día. Siempre que se está delante, sea cual sea el final, es un día positivo", confesó un Maté que reconoció saber que "la victoria era muy difícil por el control de los velocistas, aunque tanto mis compañeros de fuga como yo la hemos buscado".

Además, el corredor del Cofidis quiso incidir en el numeroso público presente, el cual hizo que la etapa fuera todavía más bonita: "Hemos llegado a la Bretaña francesa, que es un terreno genial en el que todo el mundo entiende de ciclismo. Esto es un santuario para nuestro deporte y es un lujo poder correr aquí".

Tras el abandono de Nacer Bouhanni, líder del equipo y que se cayó en la misma etapa que Maté, el Cofidis necesitaba una etapa para reivindicarse, como así explicó el Lince Andaluz: "Después de la caída de Nacer, sabíamos que venían tres días muy importantes. Por el equipo, por el patrocinador y porque habíamos preparado mucho este Tour. Su marcha fue un palo, pero esta es la mejor manera de levantar cabeza".

Precisamente, ayer se cumplió un año desde que Maté subiera por primera vez al podio como corredor más combativo de una etapa, algo que no pudo repetir a pesar de su desgaste. Sin embargo, este hecho no tuvo importancia para el corredor. "La combatividad es un premio que se agradece, claro, pero no es lo que iba buscando. Quería conseguir la victoria de etapa, pero no ha podido ser", explicó un Maté que dejó la puerta abierta para volver a dar que hablar en las etapas que restan de la ronda gala: "Lo voy a seguir intentando, al igual que todos mis compañeros". El Tour continúa y Maté todavía no ha dicho su última palabra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios